CINE

El año en que un uruguayo metió un gol en Hollywood

Fede Alvarez y el gran éxito mundial de No respires.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Después de dos películas propias en Hollywood, va a dirigir la saga Milenium. Foto: D. Borrelli

Este año, Fede Alvarez se recibió de "visionario", el certificado de calidad que la industria le suele otorgar a aquellos que logran imponer algo de personalidad al rajatabla estético que suele ser el standard de Hollywood.

Lo había conseguido con su primera película allá, Posesión infernal, una remake que no solo respetaba a la original (que era justo del productor también de esta, Sam Raimi) sino de doblar la apuesta. Lo confirmó con No respires, su siguiente película.

Dentro de lo que implica, el título de "visionario" le ajusta a Alvarez. Había algo de eso en Ataque de pánico, el video con música de Snake que mostraba una invasión extraterrestre a Montevideo resuelta con mucha imaginación. Fue eso lo que le abrió la puerta de Hollywood.

Posesión infernal, al ser una película demasiado de nicho (el género de terror de adolescentes que despiertan una maldición en una cabaña solitaria), quizás dejó a un público afuera de sus atractivos. Era, en definitiva, una película demasiado gore pero que tenía momentos inspirados.

Esos abundan en No respires, la historia de tres delincuentes juveniles (en realidad dos muchachos y una muchacha sin muchas esperanzas en el panorama pos-crisis de Detroit) pretenden robarle a un ciego en su casa y en el plan no preveen un par de obstáculos. Uno de ellos que el ciego (un inquietante Stephen Lang) es una máquina de asesinar que no está dispuesto a que intrusos anden merodeando en sus cosas.

Gracias a un guión de otro uruguayo (Rodo Sayagués) y la fotografía de otro uruguayo (Pedro Luque), No respires transmite la claustrofobia de un oscuro encierro con un uso atrevido uso del color y del sonido. Es el tipo de cosas que hace un visionario. Alvarez está nominado como mejor director de terror y fantasí del prestigioso Critics Choice Awards.

Las películas de Alvarez han sido además, formidables negocios. Posesión infernal hizo cifras interesantes para una película de terror y bajo presupuesto. No respires fue por dos fines de semana la película más vista en Estados Unidos y recaudó unos 152 millones de dólares, presuntamente unas 15 veces su inversión. "Si sos un director con una película grande y exitosa, quedás un poco más arriba", le dijo Alvarez a El País, poco antes del estreno.

Eso ha empezado a dar sus frutos. Está directamente vinculado al proyecto de Lo que no te mata te hace más fuerte, la adaptación de la cuarta entrega de la saga Millenium; la única que se hizo hasta ahora la dirigió David Fincher, La chica del dragón tatuado).

"Por ahora estamos en negociaciones y hay que ponerse de acuerdo en ciertas cosas, pero tanto el estudio, como yo queremos hacerlo", le dijo Alvarez a El País, cuando se conoció la noticia. "Todo indica que esa va a hacer mi próxima película".

También se lo ha vinculado a una segunda parte de No respires por ahora solo anunciada. Aunque rechazó trabajar en Doctor Strange y en la nueva de Rápido y furioso, dos sagas de esas exitosas, estaría desarrollando alguna franquicias propia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados