ENTREVISTA

Anne Hathaway, una actriz siempre ocupada que ahora es una femme fatale

La actriz protagoniza junto a Matthew McConaughey y Jason Clarke la película Obsesión, que se estrena mañana

Anne Hathaway en la película Obsesión
La actriz Anne Hathaway protagoniza, junto a Matthew McConaughey, la película de suspenso "Obsesión" que se estrena mañana en nuestro país. Foto: Difusión

Con 20 años de carrera, Anne Hathaway está acostumbrada a ser vista de una cierta manera. “Normalmente no me ofrecen roles definidos por la mirada masculina”, dijo. “Normalmente me envían mujeres que viven y piensan por sí mismas, en la medida en que lo hacemos en este mundo tan complicado”.

Pero a primera vista, en Obsesión, el thriller negro de Steven Knight que se estrena mañana en Uruguay, el personaje de Hathaway parece haber pasado toda su vida atendiendo los placeres de los hombres. Como Karen, Hathaway hace una entrada asombrosa -largas trenzas rubias y ojos destrozados, una femme fatale vestida de blanco- en el único bar de la isla de Plymouth. Y llega con una propuesta para su ex (Matthew McConaughey), un capitán de barco en la mala: sacar a su nuevo marido violento (Jason Clarke) a pescar y tirárselo a los tiburones, a cambio de 10 millones de dólares.

Es la primera entrada en un gran año para Hathaway, quien le robó el programa a Sandra Bullock y Cate Blanchett en la última primavera en Ocean’s 8: Las estafadoras. En mayo, aparecerá en The Hustle, una nueva versión femenina de Dos pícaros sinverguezas (aquella con Michael Caine y Steve Martin) coprotagonizada por Rebel Wilson, seguido de The Last Thing He Wanted, la adaptación de Dee Rees de la novela de Joan Didion sobre un reportero que se convirtió en traficante de armas, y Modern Love, una serie para Amazon.

—Karen es un enroque dramático de los roles en los que acostumbramos a verte. ¿Se sumó de inmediato?

—Me sorprendió mucho cuando obtuve el guion de Obsesión y descubrí que Steven me quería allí. Me sentí muy honrada y no podía esperar a arremangarme y teñirme el pelo.

—Sabemos que los secretos acechan en la isla de Plymouth, y no habrá spoilers aquí. Pero, ¿cuál fue su reacción al guion cuando lo leyó por primera vez?

—Te golpea. Me tenía prendida.No podía esperar a pasar la página y ver qué seguía, ya que se volvía cada vez más surrealista y emocionante. Realmente me encanta ser parte de películas provocativas que requieren cierta musculatura del público, un cierto nivel de audiencia para películas maduras. Una de mis cosas favoritas sobre Obsesión fue lo provocada que me sentía tanto en mi mente como en la boca del estómago.

Imagen de la película Obsesión
Tráiler de la película "Obsesión"

—Más adelante interpretarás a un estafador de clase alta en la comedia The Hustle. ¿Necesitabas algo más liviano después de la oscuridad de Obsesión?

—Sabes, nunca pensé que podría decir lo que voy a decir: lo hice por el gusto de hacerlo. Parecía que iba a ser una fiesta, y mayormente lo fue.

—¿Mayormente?

—Estaba un poco confiada en que podría convencer a los productores de que mi personaje no debería ser británica, sino estadounidense. Pensé que iba a conseguirlo hasta el día antes de filmar. Entonces me mandaron hacer lo que es más difícil para mí en el mundo: sacar un acento británico. De repente, pasé de sentir que tenía un cohete atado a la espalda a sentirme como en una cuerda floja y sin red.

Imagen de la película The Hustle
Tráiler de la película "The Hustle", lo próximo que protagonizará Anne Hathaway

—Parece que disfrutas de desafíos cómicos, como Daphne Kluger, la actriz narcisista en Ocean’s 8. ¿Desde qué lugar demente la evocaste?

—Bueno, fue divertido aplicar un montón de observaciones que había hecho en los últimos 20 años sobre el mundo increíblemente ridículo de las celebridades, y así poder hacerlo bien. Ella era esa clase de viaje. Me encantó interpretar a alguien que era tan transparente y tan ciega de sí misma.

—Entraste en el Ocean’s 8 diciendo: “No te avergüences delante de tus héroes”. ¿Por qué diablos estabas preocupada?

—Oh, creo que me preocupaba que todos se quisieran entre sí en secreto y yo quedara afuera. En el pasado, dejé que mi emoción sacara lo mejor de mí y solo quería sentarme y disfrutar de la experiencia y no tratar de llenarla con mi propio entusiasmo, sino comprender cuán verdaderamente glorioso era estar en la presencia de tantas reinas.

—¿Hay alguien ahora que pueda intimidarte?

—Sí, me eché a llorar cuando conocí a Julia Roberts, y no fue como hace 20 años sino que es una historia reciente. Es una cosa extraña encontrarte justo en el medio de un lugar donde no naciste, donde no tenés motivos para imaginarte y, sin embargo ahí estás. A veces produce, -¿cómo digo esto?- rareza y torpeza. Y estoy aprendiendo a solo dar las gracias, no hacer tanto alboroto al respecto y pasar un buen rato.

—Sos una de las más de 300 mujeres de cine, televisión y teatro que participan en la iniciativa Time´s Up. ¿Cuál es tu opinión sobre los logros del movimiento el año pasado?

—Todo lo que puedo representar es mi propia experiencia, que ignoraba todo el esfuerzo que se ha realizado para mantener separadas a las mujeres. Y ahora que he encontrado a mis hermanas y mis brazos están unidos con los de ella, nunca las voy a dejar ir.

—En Instagram, citaste un estudio reciente que encontró que las películas protagonizadas por mujeres generan más dinero que las protagonizadas por hombres, y aun así, la desigualdad en los pagos sigue siendo un gran problema en Hollywood.

—La razón por la que creo que hay resistencia es que Hollywood ha estado lleno de hombres que se describirían a sí mismos como buenos, pero que han estado en cámaras de eco llenas de otros hombres que se ven y piensan como ellos. Esto no hace que estos hombres sean malos, pero sí significa que las conversaciones que se tienen en los niveles más altos de poder son, por defecto, limitadas.

Un director guionista que va por el cine negro

Obsesión es el primer proyecto del guionista y director Steven Knight desde Locke, aquella elogiada película con Tom Hardy y que transcurría exclusivamente dentro de un auto. Knight estuvo nominado al Oscar por su guion de Negocios entrañables de Stephen Frears. Es uno de los creadores y principales guionistas de Peaky Blinders y entre sus créditos hay que poner los libretos de Promesas del Este de David Cronenberg y Aliados, la película de Robert Zemeckis. En carpeta tiene los guiones de World War Z 2 que dirigirá David Fincher y la nueva de Jake Gylenhaal, Benedict Cumberbatch y Michelle Williams, Rio.

Obsesión es un estilizado film noir con Anne Hathaway enredando en su juego al crédulo Matthew McConaughey. Tiene todos los ingredientes para entrar en esa tradición del cine estadounidense de mujeres que sacan, a puro encanto, el criminal que algunos llevan dentro y que despiertan por la ilusión de un romance. Se estrena mañana en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)