crítica

"Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald", a la medida de los fanáticos

Se estrenó la continuación de la subfranquicia de Harry Potter

Imagen promocional de "Animales Fantásticos: los crímenes de Grindelwald"
Imagen promocional de "Animales Fantásticos: los crímenes de Grindelwald"

Todo está en su sitio. Es la continuación de una subfranquicia exitosa (Animales fantásticos) de una de las franquicias más exitosas de todos los tiempos (Harry Potter). Está dirigida por David Yates, que ya lleva seis envíos de las dos sagas y tiene encargados los tres restantes, de aquí a 2024. Está Eddie Redmayne como Newt Scamander, el magizoologo con una afición por las mascotas raras. Y está Johnny Depp haciendo de Johnny Depp disfrazado. Están los lujos de producción, un aire inocentón y un guión exclusivamente firmado por J. K. Rowling, la escritora que ideó todo este universo y la exclusiva dueña del circo.

Y sin embargo hay algo que no termina de cerrar en Animales fantásticos: Los crímenes de Grindenwald. Quizás sea porque deja demasiadas puertas abiertas (después de todo, hay tres películas más para llenar), o porque da por sentado demasiadas cosas. Los fanáticos de la saga van a ver esas dos características como virtudes: para el seguidor ocasional, hace que todo sea demasiado confuso.

Lo que básicamente sucede es que Grindenwald (Depp) se escapa de la cárcel y se cruza con Credence Barebone (Ezra Miller), aquel muchacho raro que quiere saber quién es su padre, y esa es una línea narrativa.

Animales fantásticos y los crímenes de Grindelwald
Tráiler de Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald

Por ahí, claro, anda Newt, a quien un joven Albus Dumbledore (Jude Law) le encarga salirle al cruce a Grindenwald, que anda reclutando magos para evitar que el mundo vaya a su destrucción si se los deja al mando a los no magos. Un poco de razón tiene, aunque sus métodos para conseguirlo tienen demasiada imaginería nazi para ser seductores. También andan por ahí los compinches de siempre (Tina, Queenie y el alivio cómico, Jacob Kowalski) a los que se le agrega una vieja conocida de Newt, Leta Lestrange (Zoe Kravitz).

De toda esa mescolanza sale una película de aspecto muy brilloso, que da bríos a la franquicia y que los fanáticos, seguro, van a adorar.

FICHA

"Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald" [***]

Estados Unidos, 2018. Título original: Fantastic Beasts: The Crimes of Grindelwald. Director: David Yates. Guion: J.K. Rowling. Fotografía: Philippe Rousselot. Editor: Mark Day. Música: James Newton Howard. Con: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Zoe Kravitz, Alison Sudol, Ezra Miller, Callum Turner, Jude Law, Johnny Depp. Duración: 133 minutos. Estreno: 15 de noviembre, 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)