STREAMING

"Amor de calendario", la comedia que se ríe de las comedias y es éxito en Netflix

Comedia romántica protagonizada por Emma Roberts y Luke Bracey, la película es lo más visto en Netflix por los uruguayos

Imagen de la película "Amor de calendario" de Netflix, con Emma Roberts y Luke Bracey. Foto: Netflix
Imagen de la película "Amor de calendario" de Netflix. Foto: Netflix

Una pareja ficticia para soportar las fiestas familiares. Eso se inventa Emma Roberts en Amor de calendario, una comedia de Netflix que, según dijo la actriz a Efe, detrás de sus risas reflexiona sobre la presión social a las mujeres solteras y reivindica la felicidad más allá del amor romántico.

Al cierre de esta edición llevaba días como lo más visto por los uruguayos en la plataforma.

“Esta película te dice que puedes estar soltero, que puedes estar con amigos y que puedes enamorarte, pero que de lo que de verdad tratan los días festivos es del amor. Y no tiene por qué ser un amor romántico: puede ser amor a ti mismo, amor por tu familia, amor por la vida en general...”, explicó la actriz.

“O amor romántico si resulta que lo encuentras. Pero la película no dice que tengas que enamorarte para ser feliz. De hecho, mi personaje Sloan dice como: ‘¿Por qué todo el mundo tiene miedo a una mujer soltera y feliz?’ Ella va a lo suyo, a sus cosas, y si eso significa ir al centro comercial en pijama, ¡a quién le importa!”, aseguró.

Roberts forma junto al australiano Luke Bracey la dupla protagonista de Amor de calendario, esta comedia que llegó a Netflix el miércoles pasado bajo la dirección de de John Whitesell (Mi abuela es un peligro 2 y 3).

La película se centra en Sloan (Roberts), una joven que está en recuperación tras su último desengaño amoroso y que también está hasta las narices de que su familia le insista constantemente en que encuentre de una vez a una pareja. Así que con la “amenaza” de Acción de Gracias, Navidades o San Valentín en el horizonte, Sloan apuesta por un holidate (el título original de la película), es decir, un hombre llamado Jackson (Bracey) que acudirá con ella a todas esas fiestas como si fuera su pareja pero al que no la une, en principio, ningún tipo de interés sexual o romántico.

Con un juego entre la amistad y el amor que puede recordar a otras comedias románticas desenfadadas como Amigos con beneficios o Amigos con derechos (ambas de 2011), esta cuenta con secundarios destacados como Frances Fisher o Kristin Chenoweth para ridiculizar de manera ligera y amable las relaciones de pareja.

Imagen de la película "Amor de calendario" de Netflix, con Luke Bracey. Foto: Netflix
Imagen de la película "Amor de calendario" de Netflix, con Luke Bracey. Foto: Netflix

En este sentido, Roberts, sobrina de Julia Roberts y una estrella de lo más popular entre los jóvenes (tiene 14,2 millones de seguidores en Instagram), detalló que al comienzo de la película Sloane está cansada de todo: “De las fiestas, de su familia, del amor...”. “Y creo que mucho de eso no es solo porque le hayan hecho daño antes o porque no le parezca que va a encontrar a alguien: está intentando algo así como desplegar una actitud dura”, indicó.

“Pero a lo largo de la película ves que se hace patente su verdadero ser y creo que es un poco más extravagante y romántica que al principio, algo que fue muy divertido de interpretar”, añadió.

Tanto Roberts como su compañero de aventuras en Amor de calendario, Luke Bracey, ensalzaron que la química instantánea entre ambos fue una de las claves para que esta comedia pudiera funcionar. “Cuando Emma y yo nos conocimos fue como conocer a un viejo amigo”, defendió Bracey. “Como si hubiéramos sido viejos amigos durante mucho tiempo. Y eso fue algo perfecto para la película porque Sloane y Jackson se conocen como amigos y tienen una honestidad real a quienes son, algo que es muy bonito. No se preocupan por el futuro o por lo que sea de esta amistad o relación: simplemente son ellos mismos sin disculparse”, describió.

"Creo que reírnos de las comedias románticas con esta película viene de nuestro amor por ellas"

Además de esa relación basada en la franqueza y la sinceridad, Bracey también llamó la atención sobre cómo una película como esta parodia y homenajea, al mismo tiempo, los clichés más trillados de las comedias y las escenas más conocidas de clásicos románticos del cine como Baile caliente.

“Creo que reírnos de las comedias románticas con esta película viene de nuestro amor por ellas”, señaló. “Me encanta que sea una comedia romántica sin complejos y que aun así tenga la habilidad de hacer chistes sobre cómo de ridículas son las comedias románticas (...). Es muy divertido interpretarla de esa manera y me encanta que una película sea consciente de sí misma”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados