EN NETFLIX

Amanda Seyfried vuelve al terror, su género favorito, con "La apariencia de las cosas"

Se estrenó ayer en Netflix la nueva película de la actriz nominada al Oscar por "Mank", que coportagoniza James Norton

Amanda Seyfried en "La apariencia de las cosas". Foto: Netflix
Amanda Seyfried en "La apariencia de las cosas". Foto: Netflix

Amanda Seyfried y James Norton interpretan a una pareja joven cuyo matrimonio y su vida se desmoronan cuando se mudan a una casa embrujada en el norte de Nueva York en el thriller sobrenatural La apariencia de las cosas.

Basada en la novela All Things Cease to Appear de Elizabeth Brundage, la película se estrenó ayer en Netflix cuenta la historia de Catherine y George Claire, quienes dejan Manhattan y se mudan al pequeño pueblo de Chosen con su hija de cuatro años, luego de que a George le ofrecen un trabajo como profesor en una universidad cercana.

Catherine abandona su carrera para apoyar a su marido y enfocarse en convertir una antigua granja en un hogar familiar, con la ayuda de dos huérfanos locales que parecen muy apegados a la casa.

Con George cada vez más alejado y disfrutando de la atención de sus jóvenes alumnas, la mujer pronto se encontrará aislada y asustada por sucesos inexplicables en el nuevo hogar.

Es la segunda película de terror de Seyfried en un año después del film de 2020 You Should Have Left, con Kevin Bacon y que está para alquilar en los servicios NSNow de Nuevo Siglo y en Cablevisión Flow.

“Es mi género favorito. Nunca es suficiente”, dijo a Reuters Seyfried, conocida fundamentalmente por las películas de Mamma Mia! 

“Es un thriller sobrenatural pero (...) lo que me atrajo tanto fue que pude interpretar la mitad de un matrimonio realmente, realmente disfuncional”, agregó al respecto.

Lejos de los sustos, Seyfried viene de recibir su primera nominación a los Premios Oscar, como actriz de reparto por su trabajo en Mank, también de Netflix y donde fue una dupla convincente con Gary Oldman, con quien ya había trabajado en la tirando a olvidable La chica de la capa roja, donde compuso a una versión atípica de la tradicional Caperucita.

“Estoy orgullosa”, le dijo a Collider sobre su trabajo en Mank. “De hecho, estoy muy orgullosa de lo que hice y agradezco este honor”.

Seyfried, que se inició como modelo, ha probado ser capaz de destacar en géneros diversos. Fue Karen en la comedia adolescente Chicas pesadas, lo que la puso en la mira de Hollywood; protagonizó romances aceptables como los de Cartas a Julieta o Querido John; y estuvo en la premiada adaptación cinematográfica de Les Miserables. Con las dos entregas de Mamma Mia!, también en clave musical pero acá con las canciones de ABBA, alcanzó quizás su mayor pico de popularidad.

"Mamma mía! Here we go again"
Amanda Seyfried en "Mamma mía! Here we go again"
estreno

La nueva película de Netflix

James Norton dijo que la película, ambientada en la década de 1980, toca temas relevantes en la actualidad. “Hay algo en su viaje que desafortunadamente, particularmente a la luz del #MeToo de los últimos años, muestra a este tipo de hombres amenazados por mujeres (...) muestra a mujeres que se sacrifican por ese hombre. Y eso simplemente no tiene sentido. Es muy anticuado”, opinó.

“Esta es como la versión de terror de eso, cuando una mujer joven e increíble sacrifica su vida por el monstruo del hombre con el que termina casándose”, agregó.

La apariencia de las cosas está escrita y dirigida por la pareja de realizadores Shari Springer Berman y Roberto Pulcini (Esplendor americano, El diario de la niñera), quienes se propusieron “honrar el espíritu” del libro de Brundage mientras se inspiraban en el paisaje “dramático y espeluznante” del valle de Hudson.

Pero una vez que comenzó la filmación, descubrieron que lo espeluznante no se limitaba al paisaje. “La casa en la que filmamos tenía muchos sonidos inexplicables y tuvimos que dejar de filmar a menudo y enviar a alguien al ático para ver qué estaba pasando allí”, reveló Pulcini.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados