Historia

Alfredo Zitarrosa y su exilio en primera persona en un documental argentino

Se estrenó "Ausencia de mí" que reúne material de su archivo con mucha cosa inédita

Alfredo Zitarrosa junto a su guitarra. Foto: Archivo El País
Alfredo Zitarrosa junto a su guitarra. Foto: Archivo El País

En el documental Ausencia de mí, la directora argentina Melina Terribili retrata la vida en el exilio de Alfredo Zitarrosa, uno de los músicos más importantes de la canción uruguaya. Con un valioso número de audios, videos y fotografías provenientes del archivo personal del músico, Terribili va construyendo un acercamiento fiel al personaje detrás de la música, un hombre que, según narra en primera persona, no logró recuperarse del desarraigo.

“El exilio es como estar entre paréntesis”, le dice la directora a El País. El alejamiento de la tierra materna implica un “desdibujamiento” de la persona. “Es como quedar suspendido en un lugar sin tiempo ni espacio”, dice. A lo largo de Ausencia de mí el músico lo va dejando en claro en entrevistas, cartas y filmaciones inéditas.

Ausencia de mi
Vea el tráiler de "Ausencia de mi"

“Facturé dos valijas en el triste aeropuerto como si en ellas fuera mi corazón cerrado”, canta en un fragmento de “Desde el exilio”, una de las canciones que suena durante la película. Luego de que su música fuese prohibida a principios de la dictadura, la situación se volvió insostenible y Zitarrosa se exilió en Argentina, aunque no logró sentirse en casa. Lo mismo le sucedió en su paso por España y México.

A lo largo Ausencia de mí, uno puede sentir cómo esta lejanía le fue generando una herida cada vez más profunda al músico y le dio paso a una crisis creativa. “No me sale escribir”, confesó en una entrevista durante su estancia en España.

El interés de la directora por la figura de Zitarrosa viene de años. Según relata, sus padres eran artistas plásticos que estaban vinculados al movimiento cultural argentino de los setenta y en su casa se respiraba un movimiento cultural y político muy fuerte. “Venían actores, músicos, militantes y artistas plásticos”, recuerda. Ella recuerda que años atrás, su padre le grabó una compilación con cantautores latinoamericanos y, entre ellos estaba Zitarrosa, un artista que le encantó desde la primera vez que lo escuchó.

Según relata a El País, el interés por retratar esta parte de la vida del músico, proviene, en cierta medida, de un vínculo cercano con la experiencia del exilio. “En 1980, cuando yo era muy chica, me estuve por ir a México. Recuerdo el vacío que sentí cuando mi vieja me dijo: ‘Me parece que tu papá se va a tener que ir a México y después nos vamos nosotros’”. Esa misma sensación parece ser la que se apoderó de la vida de Zitarrosa y de sus hijas.

“Fui el último cantor popular en irme y el primero en volver”, se le escucha decir a Zitarrosa sobre el final de Ausencia de mí. El regreso a Montevideo en 1984 es recordado como un símbolo de la apertura democrática gracias a la multitudinaria caravana que recibió y acompañó al cantante desde el aeropuerto hasta el teatro de AEBU. “Es como si en el exilio hubiera perdido mi capacidad de creación”, dijo en la conferencia de prensa de ese día. “El exilio ha sido para una experiencia extremadamente dolorosa y desgarradora”.

En ese reencuentro con el pueblo uruguayo, anunció que se debía enfrentar a un proceso de “desexilio” que le podría tomar años. “Él volvió con mucha esperanza, porque pensaba en reconstruir el país pero se encontró con una realidad diferente”, explica Terribli. Cuando falleció en 1989, el músico no había terminado de completar el proceso de recuperación y el título del documental retrata esta sensación perfectamente.

Dato

El Archivo Zitarrosa, un tesoro a trabajar

Cuando la directora argentina tuvo la idea de hacer un documental sobre Zitarrosa, en 2009, viajó a Montevideo para encontrarse con Serrana y Moriana, las dos hijas del músico. Allí le contaron que tenían unas 160 cajas con material inédito del archivo personal del músico, que estaba a la espera de un mecenazgo que se concretó en 2014, cuando el material se llevó a los archivos del Teatro Solís para ser digitalizado.
Terribili plantea que es necesario conseguir un espacio donde el público pueda acceder a los archivos personales del músico. “Mucha gente de otros lugares podría venir a visitarlo y puede ser beneficioso para Uruguay”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)