CINE

Una actriz del momento en el papel con el que hizo historia

La elogiada Viola Davis llegó a La Tele con "Cómo matar impunemente".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brillante: esa es la característica que define a Annalise Keating. Foto: Difusión

Hace un par de semanas, Viola Davis supo que la quinta nominación era la vencida cuando se subió al escenario en la gala de los Globos de Oro, enfundada en un espectacular vestido amarillo diseñado por Michael Kors, para recibir el premio a Mejor actriz de reparto por lo que hace en Fences, un drama encabezado por Denzel Washington que es una adaptación de una obra teatral, y que todavía no tiene fecha de estreno en las salas uruguayas.

Con un comentario simpático Davis arrancó las risas espontáneas de los presentes y segundos después los estaba emocionando hablando de su padre, un hombre que estudió hasta quinto grado y que no aprendió a leer hasta que no tuvo 15 años. De ese hogar humilde y de sacrificios (una historia con puntos de contacto con Fences, además) viene una de las actrices del momento, que alcanzó la fama mundial en plena madurez e impulsada por varios títulos importantes.

Con 51 años y una carrera larga, se empezó a hablar a menudo de Viola Davis cuando logró nominaciones a los Oscar y los Globos de Oro por su pequeño papel en La duda. Desde entonces se transformó en una secundaria reconocida y bien valorada en Hollywood, algo que de a poco fue cambiando.

Hoy, Viola Davis está en su mejor momento. Su trabajo en Fences ya fue reconocido (además de por los premios que entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood) por los Premios de la Crítica Cinematográfica y otros regionales, y todo indica que podría tener su chance definitiva en los Oscar, para los que ya compitió dos veces, por la mencionada La duda y en 2011 por su protagónico en Historias cruzadas.

Pero no sólo el cine llevó su nombre a la cima (es lo mejor que tiene la criticada Escuadrón suicida, del año pasado), sino que buena parte de su consagración tuvo que ver con la televisión: es la figura principal de Cómo matar impunemente (el título original es How to get away with murder), que La Tele estrenó el fin de semana pasado y emite todos los domingos a las 00.45. Es una buena serie criminal que consolidó el trabajo de la estadounidense.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Lecciones.

Viola Davis carga sobre sus espaldas todo el mérito de Cómo matar impunemente con su interpretación de Annalise Keating, una profesora de Derecho penal que es brillante en su trabajo, y que terminará investigando un caso de asesinato con la colaboración de sus propios alumnos.

Hay una fiesta, una cámara rápida y una discusión entre dos chicos y dos chicas que están buscando la manera de deshacerse de un cuerpo y de desaparecer (u ocultar a la vista de todos) el arma homicida. Hablan del crimen y sus consecuencias legales con conocimiento de causa porque claro, son alumnos de Keating: eso se sabe de inmediato, cuando la historia se va a tres meses antes de ese acontecimiento, cuando la profesora se está presentando y dando su primera lección. "No les enseñaré a estudiar la ley ni a teorizar sobre ella, sino a ejercerla", avisa en el arranque de esta historia atrapante.

La ficción fue estrenada en 2014, la tercera temporada se está emitiendo por el canal de cable Sony (los nuevos episodios van los martes a las 22.00, y cada temporada tiene 15 entregas) y todavía no se confirmó si habrá o no un cuarto ciclo.

Por Cómo matar impunemente, Viola Davis se convirtió en 2015 en la primera mujer negra en ganar un premio Emmy (el de Mejor actriz de serie dramática) y consiguió así un logro que va mucho más allá de lo profesional, imponiéndose entre otras a actrices de la talla de Claire Danes en Homeland o Robin Wright en House of cards.

Convertida desde entonces en la voz de toda una generación de mujeres que han sido minoría y siguen luchando por su espacio, la actriz habló este mes con The Guardian sobre su personaje en la serie, Annalise Keating, y expresó: "revela todo lo que la gente dice que debemos ser, especialmente como mujeres negras (...) Y aún cuando está hecho de modos que a la gente no le gusta, no importa. Lo que importa es que ella está ahí afuera, en la pantalla, haciendo un impacto".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados