CINE

Un actor consagrado y el rol que le queda bien

Adrián Suar conversó con El País sobre su última película.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País.

En 2008, la dupla de Adrián Suar y Valeria Bertuccelli había probado ser irresistible, con Un novio para mi mujer, una de las mejores comedias románticas argentinas. Aquella película, dirigida por Juan Taratuto, fue vista por casi un millón y medio de personas solamente en Argentina. Ahora los dos actores regresaron a la pantalla grande con Me casé con un boludo, una especie de revancha para quienes se quedaron con las ganas de ver más de la Tana Ferro y el Tenso. La película, que comparte director y guionista con Un novio para mi mujer, fue un éxito de taquilla en su primer fin de semana (400.000 en Argentina y 20.000 en Uruguay).

Suar se toma el éxito con calma y asegura que aún le sorprende. "Me recontra sorprende, lo agradezco, me llena de orgullo y me genera un compromiso mayor para con toda esa gente que eligió la película y nos acompañó", asegura en charla telefónica con El País.

Es difícil entender su sorpresa: con 48 años ha triunfado desde sus comienzos en televisión, con la serie infantil Pelito, que protagonizó con 15 años.

Con las telenovelas como La banda del Golden Rocket, Poliladron, Sin Código y Los únicos, entre otras, Suar se consolidó como actor con una inclinación clara hacia la comedia. El papel del hombre tenso, inseguro pero noble es el que le sienta mejor y es el que interpreta en su última película.

El actor Fabián Brando (el "boludo" en cuestión) se casa de forma precoz con la actriz Florencia, que se enamora más de su personaje que de él. Entonces Brando decide reenamorarla, intentando parecerse más al de la ficción.

"Quiero creer que de Fabián tengo muy poco. El personaje tiene unas características muy particulares y esa es su gracia, con eso intentamos hacer reír. Después el estilo del humor es un poco lo que yo trato de hacer en mis películas cuando interpreto", asegura Suar, muy concreto en sus respuestas.

Y aunque tenga claro que ese tipo de humor es el que mejor le sale, no descarta más adelante arriesgarse con un drama.

Me casé con un boludo es una película de género, una comedia romántica por donde se la mire, con toques de humor absurdo. Una de las referencias que Suar y el guionista Pablo Solarz tuvieron en mente a la hora de escribir la historia fue la clásica Cuando Harry conoció a Sally, influencia que tal vez no sea evidente pero que luego de conocerla tiene sentido.

"En Argentina tenemos mucha historia con el cine estadounidense y con las comedias románticas. En el cine argentino el género está menos explotado, pero nosotros le teníamos mucha fe y sabíamos que el público iba a tener muchas ganas de verla", explica.

Así como Cuando Harry conoció a Sally debe su éxito en gran parte a la química de sus protagonistas, Me casé con un boludo, más allá de estar muy bien dirigida y guionada, no sería lo mismo con otros actores. Suar y Bertuccelli forman una gran dupla delante de cámara y, según el actor y gerente de programación de El Trece, también detrás. "Es así como se ve en la pantalla, con Valeria nos llevamos muy bien, tenemos muy buena química, nos entendemos artísticamente... Me es fácil trabajar con ella".

La otra cara de Adrián Suar.

Además de su veta actoral, por la que se hizo conocido, Adrián Suar tiene un costado más práctico, que lo llevó a ser productor y gerente de programación de Canal 13. "Con los dos roles me siento cómodo, pero el compromiso de armar una grilla a diario que sea competitiva genera una tensión importante, de discusión, qué puede llegar a funcionar, qué vas a ir cambiando para defender mejor al canal", explica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados