El fin de semana se podrá ver “Esto no es una película”

El absurdo hecho cine por Jafar Panahi

Va mañana y pasado en el Pocitos Esto no es una película, el peculiar ejercicio cinematográfico que el iraní Jafar Panahi pudo realizar a pesar de que pendía sobre él la prohibición de filmar. El título alude naturalmente a Magritte (por aquello de "Esto no es una pipa") pero apunta también a la esencia de este film acerca de una película que no existe.

El disparador fue la situación del director Panahi (El espejo, El círculo, Offside), condenado por el régimen de su país a seis años de prisión y veinte años de prohibición de filmar, viajar al exterior o conceder entrevistas, bajo el cargo de hacer un cine "contrario al régimen" (la pena ha sido suavizada aunque no eliminada algún tiempo después).

Rodada clandestinamente por su colega Mojtaba Mirtahmasb, y sacada de Irán en un "pen drive" (lo que permitió que se la exhibiera en Cannes y Mar del Plata), Esto no es una película registra a Panahi en sus menesteres cotidianos: tomar el desayuno, alimentar a la mascota de su hija, mirar televisión, hablar por teléfono con su abogada y con su mujer, y especialmente describir ante las cámaras el plan de la película que se disponía a filmar cuando la censura que se le impuso lo impidió.

Se ha dicho que Panahi estaba bajo arresto domiciliario cuando se rodó el film, pero no es exacto. Su codirector Mirtahmasb ha explicado que se le permitía moverse libremente dentro de Irán (aunque no salir del país), mientras corría la apelación de la sentencia. Ese es de todos modos un detalle técnico que no afecta lo esencial de la situación, injusta y absurda, en la que se encontraba el realizador y que su film refleja.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)