TELEVISIÓN

Bailando: sueño televisivo que dice adiós

El Polaco y Pedro Alfonso definen hoy una nueva temporada del concurso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcelo Tinelli. Foto: ideas del Sur

Hace ya una década que en cada diciembre, la televisión rioplatense tiene un momento de destacado rating y exagerada emoción, un momento de esos que después le da material a otros programas, a periodistas e incluso a humoristas y tuiteros que se encargan de despotricar contra el asunto en sí. Se trata, claro, de la final de Bailando por un sueño, esta adaptación argentina del show americano Dancing with the stars, que conduce Marcelo Tinelli y que siempre termina ocupando —aunque a principios de año se prometa que no— la totalidad de ShowMatch. Se dice que este podría ser el último ciclo, pero no hay nada confirmado.

Lo que se sabe es que hoy es la última noche para este certamen que combina talento con carisma y algún que otro escándalo, todo enfocado, aunque nunca parezca lo más importante, en ganar para cumplir el sueño que es, en realidad, satisfacer la necesidad de alguna organización con fines solidarios.

Y esta noche los que se enfrentarán serán dos hombres, algo que hasta ahora solo pasó una vez, cuando en 2011 el bailarín Hernán Piquín, con Noelia Pompa como soñadora, se enfrentó al exguardia de seguridad de Ricardo Fort, Tito Speranza, una de esas figuras construidas a partir del show de Tinelli.

Por un lado estará El Polaco, cantante de cumbia villera nacido Ezequiel Cwirkaluk, quien ha conseguido un par de grandes éxitos con sus canciones ("Deja de llorar" y "¿Por qué te fuiste?") y arrastra el apoyo sobre todo de adolescentes y jóvenes que consumen su música, para lo que le sirve también cierto perfil de galán. Se metió en la final junto a su compañera Barby Silenzi, una chica con cierto prontuario mediático, tras vencer en la semifinal por el voto del público a Federico Bal y Laurita Fernández, los vigentes campeones que querían repetir el título, como en su momento lo hicieron Piquín con Pompa.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Y por el otro estará Pedro Alfonso, una de esas figuras que Tinelli construye (como Tito Speranza) pero seguramente la que más proyección ha conseguido. Alfonso era un simpático productor de Ideas del Sur, siempre involucrado con las cámaras ocultas y ese tipo de contenido, y el conductor de ShowMatch empezó a darle visibilidad, como después intentó hacer —aunque con menos suerte— con Manuel Navarrete. Su entrada a la definición se dio de la mano de Flor Vigna, la conductora de un programa de entretenimientos llamado Combate que también tiene su propia hinchada. En la penúltima instancia, que fue el viernes pasado, dejaron afuera a la modelo Mery del Cerro y a su bailarín, Nicolás Villalba.

El Polaco y Pedro Alfonso se enfrentarán entonces esta noche, en un duelo que, como siempre, incluye cuatro ritmos. La decisión del ganador es, en última instancia, siempre del público, pero en caso de que el jurado le dé mayoría de votos a una pareja y la votación telefónica favorezca a la otra, se abre una nueva ronda de votos telefónicos que es la definitiva.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Todo esto se ve en Uruguay en directo por La Tele, hoy en un horario especial: 21:30 arranca la previa (no se emitirán las telenovelas Reglas del juego y Verdades secretas), y a partir de las 22:00 comienza la última noche del show.

Un vistazo.

Este fue un año diferente para ShowMatch, porque se volvió a apostar al segmento de humor político Gran Cuñado, que comenzó funcionando muy bien y se fue desinflando hasta quedar, como todos los años, fuera de juego. Y el Bailando tuvo una temporada de nivel parejo en la que no hubo grandes peleas (más allá de todos los líos con Carolina "Pampita" Ardohain en el jurado) ni tampoco figuras descollantes.

Uno de los que más se lució fue el uruguayo Agustín Casanova, el cantante de Márama que, como su colega de Rombai, Fer Vázquez, terminó dejando el concurso por problemas de agenda. También participó el actor Osvaldo Laport, que quedó eliminado en el voto telefónico.

Pero la dinámica del concurso fue extraña y aunque Adrián Suar acaba de confirmar que ShowMatch estará el año que viene en la pantalla de El Trece, se ha corrido el rumor de que no será con Bailando, que terminaría definitivamente esta noche. ¿Hará Tinelli algún comentario al respecto en esta gala de despedida? Este año, los productores Federico Hoppe y Pablo Prada estuvieron en la feria de contenidos de Cannes, buscando un nuevo formato preferentemente "revolucionario" (así lo reportó la prensa argentina) para cambiarle la cara a la clásica presencia del carismático conductor en televisión. Es que el show debe continuar, aunque hoy entre en pausa.

El perfil de cada finalista.

El Polaco baila con Barby Silenzi, mediática

Es uno de los cantantes de cumbia villera más populares de los últimos años. Tiene una dura historia de vida (padre alcohólico, madre sacrificada por la que se internó voluntariamente solo para evitarle gastos) y un prontuario de galán: tuvo una hija con Karina “La Princesita”, también cantante de cumbia, luego se lo vinculó a Gianinna Maradona, y este año tuvo varias pretendientes (desde Militta Bora a Ernestina Pais). Aunque fue mejorando en la pista El Polaco no se convirtió en un gran bailarín, pero con un desempeño decente y un gran carisma se posicionó en el voto telefónico: eliminó a Charlotte Caniggia y al campeón Federico Bal.

Pedro Alfonso baila con Flor Vigna, conductora de Combate

Productor de Ideas del Sur devenido en actor y comediante, el muchacho de Marmol conquistó al público a partir de su historia de amor con Paula Chaves, la modelo a la que enamoró en la pista a partir de 2010 y con la que se casó y tiene dos hijos. Esta es la cuarta vez que Peter, como le dicen, participa en Bailando: en 2011 quedó eliminado en la sentencia anterior a las semifinales (o sea, quedó quinto), en 2012 concursó con Chaves y llegó a semis entre lesiones y polémicas, y en 2014 fue quinto nuevamente. Alfonso ya avisó que este sería su último intento, y finalmente logró entrar en la definición: esta noche se sabrá su suerte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)