Asterix y Obelix en una aventura titulada “Asterix, el papiro del César”

La vuelta de dos galos bigotudos

En un lugar privilegiado, en el restaurante de la parisina Torre Eiffel, fue presentada la portada del trigésimo sexto álbum de Asterix, El papiro del César, una semana antes de que el tomo al completo vea la luz.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De Francia hacia el mundo con un poco de magia. Foto: EFE.

Sus autores —el dibujante Didier Conrad y el guionista Jean-Yves Ferri— ya habían retomado en 2013 las aventuras del pequeño galo con Asterix y los Pictos, un verdadero éxito editorial, con 5,4 millones de unidades vendidas, que conquistó las librerías de todo el mundo en 24 lenguas y dialectos.

No faltaron al lanzamiento uno de los padres originales de estas viñetas, el ilustrador Albert Uderzo, ni Anne Goscinny, hija de René Goscinny, su primer guionista, que murió en 1977.

A pesar de la insistencia de la prensa, ninguno quiso revelar la trama de la nueva entrega, para no "arruinar esos 45 minutos de placer" prometidos por Uderzo a los lectores.

Sin embargo, sí contaron que la nueva aventura se desarrolla en torno a la Guerra de las Galias y a la visita que Julio César rinde desde Roma a los irreductibles galos.

El comic, aunque fiel a sus orígenes, se amolda a la actualidad con personajes como Doblepolemix, un "comunicador" inspirado en el fundador de Wikileaks, Julian Assange, a quien al principio quisieron llamar "Wikilix", un nombre descartado por demasiado obvio.

Uderzo insistió en que los lectores quieren "cosas nuevas conservando lo viejo" y que por eso, a pesar de las novedades, "Asterix seguirá siendo pequeño y Obelix gordo".

La portada, en la que según el ilustrador original se prestó especial atención a la tipografía para reflejar "el espíritu del número", muestra a los protagonistas contemplando con admiración el papiro del César, cuya importancia se da a conocer en las páginas interiores.

Uderzo agradeció a los continuadores de su obra que "sean fieles" a lo que ellos habían creado, y también afirmó que aunque trabajó mucho con los dos en el primer álbum, no tuvo que hacer "casi nada" en este.

El creador de los trazos de Asterix y los demás personajes tiene 88 años y dijo que "no imaginaba llegar a esta edad y continuar viviendo las aventuras de este personaje".

Fueron Conrad y Ferri quienes osaron perpetuar esta mítica historieta tras el fallecimiento de Goscinny, bajo la atenta mirada de Uderzo, quien "no pensaba que fueran a tener más ideas después de 34 historias".

Ana Goscinny añadió como anécdota que tras leer tres o cuatro volúmenes de los creadores originales y el nuevo "no sabía quién había escrito cuál", y se mostró orgullosa de que Asterix envejezca, ya que "es un lujo" que no tuvo su padre.

Además, recordó la colaboración entre Uderzo y Goscinny como la de "una familia que pasaba junta las comidas, los fines de semana y las vacaciones", una amistad que "el éxito no pudo dañar".

Astérix, uno de los emblemas de Francia junto a la "baguette", la camisa de rayas y el acordeón, cumplirá el próximo 29 de octubre 56 años. Conrad y Ferri, en tanto, adelantaron que el próximo número, que esperan que recaiga de nuevo en sus manos, "tratará seguramente de un viaje del pequeño bigotudo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)