CRÍTICA - ENSAYO

Viajes y trayectos en teoría y práctica

El viaje empieza en una biblioteca.O en una librería (...)

Al comienzo del nomadismo, por tanto, nos encontramos con el sedentarismo de las estanterías y de las salas de lectura, incluso el del domicilio en el que se acumulan las obras, los atlas, las novelas, los poemas y todos los libros que, de cerca o de lejos, contribuyen a la formulación, a la realización, a la concretización de un destino", escribe Michel Onfray en este ensayo sobre la "Poética de la geografía", como reza el subtítulo del mismo.

El viaje empieza en una biblioteca. O en una librería (...) Al comienzo del nomadismo, por tanto, nos encontramos con el sedentarismo de las estanterías y de las salas de lectura, incluso el del domicilio en el que se acumulan las obras, los atlas, las novelas, los poemas y todos los libros que, de cerca o de lejos, contribuyen a la formulación, a la realización, a la concretización de un destino", escribe Michel Onfray en este ensayo sobre la "Poética de la geografía", como reza el subtítulo del mismo.

El filósofo francés traza en las páginas de este libro varios recorridos, todos ellos a partir de teorías que tienen como punto de partida la constante humana de viajar. El recorrido arranca en el Antiguo Testamento, cuando Onfray vuelve a relatar la historia de Caín y Abel: "Al fin de honrar al Creador, Abel ofrece los centales de su rebaño y (...) Caín los frutos de su trabajo agrícola. Y, al parecer, el Todopoderoso concede más atención al pastor". Caín, envidioso, mata a Abel y, como continúa Onfray, "Dios maldice a Caín y le castiga condenándole a errar. Génesis de la errancia: la maldición". Ese recorrido concluye en el ajetreo de los aeropuertos, y en el cada vez más incómodo asiento de los aviones, desde los cuales observamos cómo se encarna la geografía . En el medio, un montón de conexiones a la poesía, la filosofía y la política por este prolífico intelectual francés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados