La exposición “Estudios fotográficos” en el MTOP

Un viaje hacia a las fotografías del viejo Montevideo

En la sala de exposiciones Carlos F. Sáez, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (en Rincón 757) se está presentando Estudios fotográficos: imagen publicitaria en el siglo XIX, muestra histórica que reúne material sobre la historia de la fotografía en Uruguay. Un conjunto de vitrinas, algunas cámaras fotográficas antiguas y una serie de láminas en las paredes invitan a recorrer el tema, en el que confluyen intereses de historia de la tecnología e historia social.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cámaras de fotos, retratos, prensa y otros objetos antiguos que describen a Uruguay. Foto: M.Bonjour.

El especialista en el asunto seguramente se fijará más en los sellos de las fotografías antiguas, en los logos, en los elementos que dan cuenta de cuáles fueron las primeras casas fotográficas que se instalaron en Montevideo, dónde quedaban, qué servicios ofrecían. Y quizá un visitante menos entendido en el tema se entretenga yendo directamente a los motivos de las fotos, a los grupos familiares, fotografías individuales (unas de personajes anónimos, otras de figuras muy conocidas), paisajes urbanos, y demás imágenes que describen ese universo de tanto tiempo atrás.

Con paciencia, recorriendo esta exposición se puede ver interesante mobiliario de época, así como piezas de vestuario que hablan de costumbres que han quedado atrás. De hecho, muchos usos sociales quedan reflejados en esas viejas imágenes, que hablan también de las jerarquías dentro y fuera de la familia. Disfraces, escenas políticas, de espectáculos, se alternan a partir de material que fue acercado por varios conocedores del tema, entre ellos Daniel Padula, Juan Antonio Varese (autor del libro Historia de la fotografía en el Uruguay) y Andrés Linardi. Un pequeño catálogo, prologado por María E. Yuguero, sirve de guía para ubicar al visitante en la muestra, aunque también es útil, más en general, para informarse de la fotografía en este país.

Allí se lee un texto de época, que refleja claramente el impacto que provocó la llegada de la fotografía a Uruguay, como en tantos otros países. "El amigo ausente, el hermano, tiene por este medio cómo saborear un agradable momento", explicaba un aviso de 1859. En ese aspecto, la exposición también da cuenta de cómo fue difundida la fotografía en sus primeros tiempos y qué mecanismos utilizaron las casas fotográficas para conquistar clientes.

Al respecto, una vitrina con prensa de la época, propagandas, portarretratos, cámaras de fuelle, y otros objetos, redondean un buen panorama sobre el tema. Una foto con perros, otra de un bebé siendo bañado, por citar dos al azar, invitan a pensar sobre todas aquellas personas anónimas, que el invento de la fotografía ayudó a preservar de algún modo en el tiempo. Hoy, en tiempos de selfies, este recorrido por los viejos estudios fotográficos resulta divertido y también instructivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados