En el EAC

Últimos días de una exposición que muestra en qué está el arte contemporáneo uruguayo

Hasta el domingo va la muestra del 58° Premio Nacional de Artes Visuales, en el Espacio de Arte Contemporáneo

Ariadna, de Manuela Aldabe, en el EAC. Foto: Facebook @eac.gub.uy
Ariadna, de Manuela Aldabe, en el EAC. Foto: Facebook @eac.gub.uy

Hasta este domingo se pueden ver, en el Espacio de Arte Contemporáneo, las dos exhibiciones que hacen a la temporada 32° del lugar, que son el 58º Premio Nacional de Artes Visuales “Linda Kohen”, y La persistencia del cuerpo. Rastros del arte de performance en América Latina.

Esta fue la primera vez que el EAC recibió la exposición resultante del Premio Nacional que, como para esta ocasión llevó el nombre de la artista Linda Kohen, también incluyó una selección de sus obras. Autorretratos, miradas personales a su cuerpo y fragmentos de la realidad cotidiana en tonos grises y marrones, todo desde una perspectiva bien femenina, ofrecen una muestra del trabajo de la artista nacida en 1924, y todavía en actividad.

Su obra es un oasis entre el resto de las salas, donde las obras del Premio Nacional dan un panorama muy amplio de lo que se está haciendo en Uruguay. Allí conviven cuadros o series más convencionales con instalaciones de distintos tipos, videoarte, piezas de corte escultórico y algunas realizaciones que son mucho más concepto que creación artística.

Si bien el premio, que actualmente se entrega cada dos años, indica desde el nombre un reconocimiento a las artes visuales, en el EAC hay también obras sonoras y puestas que son resultado de una acción concreta o de desarrollo paulatino en el tiempo. Son todas formas y propuestas que se enmarcan dentro del arte contemporáneo, y que fueron seleccionadas por el jurado que integraron Eloísa Ibarra, Ana Laura López de la Torre y el mexicano Pablo León de la Barra.

En el recorrido, el visitante se encuentra con un video en el que suena alguna canción de Shakira en versión fogonera, mientras un grupo de personas se pasea con artesanales alas de mariposa. Con una cajita con huesos. Con una ventana tipo portillo a través de la que se ven imágenes de una expedición a la Antártida. Con la voz de una mujer, la fotógrafa Matilde Campodónico, que va leyendo textos alusivos a una serie de fotografías que no se ven: los textos están sobre la mesa, al igual que un micrófono, pero las únicas imágenes a la vista son las de nosotros mismos, en la pantalla que muestra lo que las cámaras de seguridad recogen. Se trata de la instalación Campo Blanco, que Campodónico hizo junto al dramaturgo Sergio Blanco, y que está entre lo más interesante de la muestra.

Sergio Blanco y Matilde Campodónico
Sergio Blanco y Matilde Campodónico, de "Campo Blanco". Foto: Gabriel García / Difusión

Otro trabajo a destacar es el de Manuela Aldabe, en un rincón de la Sala 6, que todavía huele a nuevo. Su obra Ariadna incluye bordados, fotos y una suerte de diario donde distintas personas se han expresado en torno a la violencia de género y el abuso sexual. Lo que se encuentra en esas páginas es realmente estremecedor.

En el subsuelo, en tanto, sigue también hasta este domingo (se puede visitar de miércoles a sábados de 14.00 a 20.00, y el domingo de 11.00 a 17.00) La persistencia del cuerpo. Rastros del arte de performance en América Latina. Incluye realizaciones de artistas de Chile, Colombia, Brasil, Puerto Rico, Cuba, Argentina, México y Uruguay.

Con el cuerpo como hilo conductor (su uso, su sentir, su simbología), los registros de las performances pasan por el video, la fotografía y la instalación. El propósito general es denunciar situaciones sociales o políticas, que interpelan al espectador con más o menos impacto, a veces desde la sutileza y a veces desde una crudeza que, hay que advertir, no es apta para el público más sensible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)