San Pablo y Nueva York exponen obras de pintor uruguayo

Torres García pisa la alfombra roja del MoMa

La obras de Joaquín Torres García se siguen afirmando en el exterior, y en este momento dos exposiciones vuelven sobre el gran legado del pintor uruguayo. Por un lado, el MoMa, de Nueva York inaugurará el domingo próximo la mayor muestra retrospectiva dedicada al artista en los últimos 45 años en Estados Unidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Torres Garcia

Paralelamente, ya está abierta al público la exposición El niño aprende jugando, que tiene lugar en la Biblioteca Mario de Andrade, de San Pablo, Brasil.

En exhibición hasta el 15 de febrero de 2016, la muestra abarca la primera mitad del siglo XX, repasando los extraordinarios logros de Torres-García (1874-1949) en los diversos soportes y técnicas que manejó, transitando por la pintura, la escultura, el fresco, el dibujo y el collage. La muestra, que abarca 190 obras distribuidas con un muy buen manejo del espacio museístico, fue organizada por Luis Pérez-Oramas, el curador Estrellita Brodsky de arte latinoamericano, con Karen Grimson, asistente de curaduría del departamento de dibujos y grabados del MoMA.

Joaquín Torres-García: The Arcadian Modern hace hincapié en la individualidad radical de un artista que elude toda clasificación. Esta gran exhibición de sus obras se estructura cronológicamente, en una serie de capítulos que van abarcando la obra completa del artista, desde sus primeras creaciones en Barcelona a finales del siglo XIX hasta sus últimas obras realizadas en Montevideo en 1949.

Del conjunto se buscó destacar dos momentos claves, siendo uno de ellos la época de 1923 a 1933, cuando Torres-García participó en varios de los primeros movimientos modernos de vanguardia europeos, a la vez que estableció su característico estilo pictográfico-constructivista. Y el segundo eje de la muestra tiene por centro los años que van de 1935 a 1943, cuando, habiendo regresado a Uruguay, produjo uno de los repertorios más contundentes de abstracción sintética.

Por otro lado, en San Pablo se puede ver hasta el 15 de diciembre una exposición sobre la obra de Torres García más centrada en su visión pedagogía. Se trata de una selección de juguetes y piezas pedagógicas, así como de un conjunto de materiales gráficos que ayudan a su comprensión. Las piezas que integran esta exposición recorren la diversidad con que Torres García abarcó el asunto, pasando por juguetes, bocetos, dibujos didácticos y los personajes y decorados de un teatrito, con sus formas y sus líneas. Estos materiales son testimonio de la ternura y el candor con que uno de los grandes artistas del siglo XX se acercó y participó del mundo de los niños. De hecho, arte e infancia están fuertemente ligados en el arte de las vanguardias de las primeras décadas del siglo pasado, en un nexo que es particularmente intenso, prolífico y multifacético en el caso del eximio creador uruguayo.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º