CRÓNICA

Tapabocas y distanciamiento: así fue el primer día de reaperturas de museos

Ayer, el Museo de Arte Precolombino e Indígena y el Museo Histórico Cabildo de Montevideo reabrieron sus puertas tras 143 días cerrados a causa de la emergencia sanitaria. Así fue el primer día.

Mario Muro, el primer visitante de la reapertura del MAPI. Foto: Leonardo Mainé.
Mario Muro, el primer visitante de la reapertura del MAPI. Foto: Leonardo Mainé.

Pasaron 143 días sin que el MAPI, el Museo de Arte Precolombino e Indígena, recibiera visitantes. Hasta que ayer, pasadas las 10.30, recibió al primero, que fue recibido por el protocolo sanitario, un saludo del director del museo, Facundo de Almeida y, de regalo, un tapabocas con el estampado de una llamativa máscara de los indígenas del valle colombiano de Sibundoy. La bienvenida también incluyó un desayuno de obsequio y una fotografía para las redes del museo.

El MAPI fue ayer el primer lugar en recibir público tras la autorización de apertura que se dio a conocer a fines de la semana pasada. Todos los museos habían abierto sus puertas por última vez el viernes 13 de marzo. Ayer también abrieron el Cabildo de Montevideo, el Museo Nacional de Antropología y el Espacio de Arte Contemporáneo. Hoy hay otras aperturas.

Mario Muro, el primer visitante del MAPI, pasó por el control de temperatura corporal, pisó la alfombra sanitaria y se puso alcohol en gel. Allí recién pudo subir a visitar la muestra Tiempo de Sueños: arte indígena de Australia, ubicada en el segundo piso del edificio construido en 1888.

“El MAPI te hace sentir un familiar más que un visitante. Es un ambiente muy ameno”, le dice Muro a El País mientras estrena el tapabocas, que reproduce a esa máscara que presenta un rostro que dialoga entre la amenaza y la sorpresa. “El regreso a los museos representa la vuelta del relacionamiento social. Es como volver a sentirse parte de la sociedad”.

Ver esta publicación en Instagram

El director del MAPI recibió al primer visitante que llegó al museo.

Una publicación compartida por MAPI Museo (@mapimuseo) el

En las puertas de vidrio que dan paso a las salas donde se exhiben máscaras latinoamericanas precolombinas, hay un cartel con la capacidad máxima de cada lugar. En algunas pueden entrar tres personas y en otras hasta seis. Es la forma de mantener el distanciamiento físico que requiere el protocolo sanitario que el Ministerio de Salud Pública lanzó el viernes. De cualquier manera, a las 10.30 de un lunes, Muro es el único visitante.

Es un paisaje bastante distinto a los tiempos de la vieja normalidad cuando recibía unos 500 escolares por día para talleres y visitas guiadas. Esos grupos y los turistas aportan la gran mayoría de las visitas. Por ahora no se puede contar con ellos.

“Se siente rarísimo no estar escuchando voces todo el tiempo”, comenta de Almeida en el café del museo. La falta de esos visitantes “nos va a quitar vitalidad, que es una de las características sustanciales del MAPI, pero supongo que el año que viene todo eso va a volver”.

Pero de Almeida le encuentra el lado optimista. “Se aprovechó la circunstancia negativa para desarrollar la presencia virtual y no paramos de hacer actividades”, dice. “Es más, los primeros dos meses de la pandemia trabajamos mucho más que si el museo estuviera abierto. Se impuso una lógica similar a la de la prensa: había que generar contenido todos los días. Ahora que aprendimos vamos a seguir con la modalidad y estamos en velocidad crucero”.

El MAPI durante el primer día de su reapertura. Foto: Leonardo Mainé.
El MAPI durante el primer día de su reapertura. Foto: Leonardo Mainé.

En estos meses de trabajo en la web, que incluyó el lanzamiento de la página MAPI Virtual, se realizaron visitas a distancia, talleres, lecturas de cuentos y hasta una serie animada para ver en YouTube. En total, se generaron más de 400.000 visitas online: representa el público de ocho años para el museo. Es por eso que “este costado no va a desaparecer”, dice De Almeida.

museos

De las salas a las visitas en la web

La directora del Museo Histórico Cabildo de Montevideo, Rosana Carrete, le describe a El País una situación similar. El edificio, que ayer abrió un poco más tarde -a eso de las 12.15- se mantuvo ocupado durante estos 140 días a través de la web. “Se puede visitar el museo en línea y hay mucho material audiovisual que incluye currícula para que utilicen los estudiantes”.

A Carrete le “llama poderosamente la atención” la cantidad de visitas que recibió la web del Cabildo en estos meses y las “miles de interacciones” que se generaron en sus redes sociales. “Es como que algo ha cambiado y ha funcionado como un pienso en relación a los contenidos que la gente requiere”.

El acceso a contenidos en la web puede funcionar como una alternativa para la falta de visitas de escuelas y de turistas, el público principal del museo, que recibe 60.000 personas por año, según cifras oficiales. “Muchos visitantes vienen en los días del Patrimonio, cuando hacemos numerosos eventos en el patio. Este año será diferente”. En este sentido, los contenidos en la web podrían llegar a complementar la falta de actividades para esas jornadas.

El Museo Histórico Cabildo de Montevideo durante su reapertura. Foto: Leonardo Mainé.
El Museo Histórico Cabildo de Montevideo durante su reapertura. Foto: Leonardo Mainé.

Pero, por ahora, el Cabildo está celebrando el reencuentro con sus visitantes. Al igual que el MAPI, el visitante es recibido por dos empleados que le toman la temperatura corporal y debe pasar por los cuidados exigidos en el protocolo. En la planta baja se puede visitar la exposición Montevideo, desde el paisaje sin límites a la ciudad novísima, mientras que en la planta alta se puede acceder a las muestras Paisajes sensoriales: literatura y naturaleza, y Mujeres de dos orillas.

“Ojalá que esta reapertura ayude a la revalorización del museo como espacio de socialización, de contemplación y de espacio educativo”, asegura Carrete. “También esperamos que toda la gente que nos visitó de manera virtual, venga a reencontrase con el espacio”. O a encontrarse, porque esta reapertura también puede significar un renacer.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados