La pintora Lucía Veiga Lamaison expone a partir de hoy

Sinuoso camino hacia los colores

A partir de hoy y hasta el 5 de diciembre, Lucía Veiga Lamaison presentará su primera exposición individual en el Espacio Cultural Al Pie De La Muralla, en Bartolomé Mitres 1464, casi 25 De Mayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La artista Lucía Veiga en su primera exposición individual.

La artista llega a su primera exposición luego de un largo y sinuoso camino, que incluyó una extendida estadía en el extranjero.

"En realidad, arranqué en 1994 en el taller de Elena Rivero, donde estuve seis años, ahí aprendí el oficio, pero no me exigía mucho a mí misma. Luego, mi carrera académica como bioquímica me llevó a la investigación científica, y eso me llevó hasta París, donde estuve varios años. Luego volví a Uruguay y ahora retomé", dice.

Volver a la pintura implicó, entre otras, un cambio radical en estilo y técnica. "Mi camino ahora va por una paleta muy distinta a lo que hacía antes, mucho más alta. Dejé el óleo, también, porque ahora pinto con acrílicos. Eso me permitió manejar unos colores más intensos", dice sobre su nueva dirección, que en parte fue encauzada por Rodolfo Píriz primero y por Alina Di Natale después, quien también escribió esto sobre Veiga Lamaison: "Sus pinturas nunca se alejan de la luz, del sentido del color y la atmósfera que impregnan, y sin embargo no podría decirse que estamos viendo una obra de características exuberantes (...) A pesar de esa impresión de frescura, nos encontramos en presencia de obras muy estudiadas".

Para Veiga Lamaison, encontrar a Di Natale fue una bendición. "Ella me ayudó a encontrar mi voz, mi personalidad a la hora de pintar. Entendió mi búsqueda. Y también es cierto que preparo mucho cada cuadro previamente, más allá de que el proceso puede cambiar algo de lo que tenía pensado inicialmente".

La pintora también dejó atrás lo figurativo. "Ahora es una mezcla de abstracto y figurativo, muchas veces con formas que se funden unas en otras. Y también cambié de dimensiones. Ahora pinto cada vez más grande, y aún así siento a veces que me quedo sin espacio suficiente".

Sin las ataduras de una carrera científica, el arte plástico es ahora lo más importante.

"De lo académica me quedó lo de producir o perecer. En ese sentido, las disciplinas se parecen. De ahí que tenga mucho más pinturas ahora, y que muchas de ellas vayan a estar presentes en mi primera exposición", dice Veiga Lamaison con las expectativas de una artista que se encuentra ante su primer desafío de relevancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados