EXPOSICIONES

Salvarse a través de un arte activo

El venezolano Daniel Arzola trajo su artivismo a Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Daniel Arzola. Foto: Marcelo Bonjour

Daniel Arzola (28) dice que aprendió a dibujar antes que hablar, en una Venezuela que luego se transformaría en un territorio hostil del que tendría que salir para poder desarrollar su arte. Y dice también que el ataque que sufrió por ser homosexual, en el que le rompieron todos los dibujos que llevaba consigo, lo hicieron bloquear esa vocación suya para refugiarse en la poesía. "Porque para mí la poesía es dibujar con palabras", dice el artista que hoy en su blog tiene un poema llamado El amante uruguayo, y una exposición en el Centro Cultural de España a la que le quedan los últimos días.

Artivismo en Montevideo se inauguró en el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, y se queda hasta el 17 de junio. Se visita de lunes a sábado desde las 11.00, con entrada libre.

La obra de Arzola, que tiene en común el manejo del color que se integra como una pieza clave de su mensaje, se encuentra en el hall del Centro, y allí conviven un mural que hizo especialmente para la ocasión, con una obra personal y parte de la serie No soy tu chiste, que fue la que le dio fama internacional, y de un trabajo que se luce ahora en el Metro de Nueva York.

Obra de Daniel Arzola
Obra de Daniel Arzola

El mural es "una representación de ese error humano que tenemos, de llamar enfermedad a todo lo que no entendemos. Lo hemos hecho históricamente, desde la gente que era zurda hasta la sexualidad, entonces es más que nada una representación de esa lucha de seres queriendo ser uno mismo", cuenta.

Respecto a No soy tu chiste, la serie de afiches que empezó a desarrollar en 2013 y que define como "una colección de muchas cosas" que le permitió dejar de ser un niño solitario para conectarse con todo el mundo, Arzola sigue sorprendiéndose ante la onda expansiva que generó.

Dice que la primera vez que entendió lo que estaba sucediendo con la viralización de esa obra, fue cuando le escribió Madonna, que lo eligió para participar en el proyecto Art for Freedom, pensado como un espacio de libre expresión a través del arte. De ahí en más, casi todo ha sido satisfacción y ha podido recorrer buena parte del mundo gracias a su trabajo.

Este es el primer año que Arzola vive de su trabajo, "algo por lo que estuve luchando desde que tengo uso de razón". "Yo fui un poco Lisa Simpson en mi casa, a mí me criaron para ser una gallina y tuve que aprender a ser halcón", asegura, antes de contar que hará su primera exposición en San Francisco y también en Francia. "Y yo hace tres años con suerte comía tres veces al día", dice con una sonrisa, un rato antes de que una señora llegue a felicitarlo por su obra y a darle un pequeño obsequio.

—¿Fue necesario irte de Venezuela para vivir esto?

—Fue necesario irme de mi casa, de Venezuela, de muchos lugares. Fue necesario soltar mucho. Siempre que me fui de un sitio, por más que dolió, me dio siempre muchos sabores de libertad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados