Anoche fue la fiesta de los premios Bartolomé Hidalgo

Nueve premios a creadores locales

Ayer desde las 19.00 se vivió en el Salón Azul, del Palacio Municipal, la ceremonia de entrega de los Premios Bartolomé Hidalgo, en una edición especial que rindió homenaje a Carlos Maggi, destacado pensador y artistas de la cultura uruguaya, fallecido el pasado 15 de mayo.

En la ceremonia realizada en el marco de la 38° Feria Internacional del Libro, se aplaudió con especial énfasis al poeta e investigador Jorge Arbeleche, quien se hizo acreedor del premio a la trayectoria.

Una de las novedades de esta edición es que se incluyó por primera vez la categoría Relato gráfico, cuyo ganador fue Luis Tunda Prada, por el libro Siete Historias, publicado por Editora Alma Zen. En la categoría Ensayo Político Periodístico el premio fue a las manos del conocido comunicador y columnista Gerardo Sotelo, por Las cartas contra el pecho. El regreso de Wilson, de Editorial Planeta.

Una vez más, la editorial Linardi y Risso fue la promotora de editar el libro que ganó en el rubro de la historia nacional. Y el premio fue para el profesor y catedrático universitario Carlos Zubillaga, por su obra Una historia silenciada. Presencia y acción del falangismo en Uruguay (1936—1955). El libro indaga sobre los ecos de la guerra civil española en Uruguay, dando cuenta de la afinidad ideológica que despertaron las ideas políticas desatadas en España entonces.

Otra conocida personalidad del medio cultural, Roberto Appratto, recibió el premio Narrativa, por su obra Como si fuera poco, publicada por Irrupciones Grupo Editor. El rubro Poesía tenía una terna sólida, dado que la integraban La bicicleta etrusca, de Pablo Thiago Rocca, Anatomía de lo aparente, de Andrés Echeverría, y Dualidades, de Circe Maia, recayendo el premio sobre esta última, cuyo trabajo fue publicado por Rebeca Linke Editoras.

Toda una parte importante del mercado editorial está vinculado con la producción para niños, y es por eso que tanto autores como lectores y editores han ido multiplicando el interés por el asunto. Así, una primera categoría premió a Literatura Infantil en general, otorgando el galardón a Federico Ivanier por Tatuajes rojos, de Criatura editora. El mismo jurado, integrado por Dinorah López Soler, Sylvia Puentes de Oyenard y Dinorah Polakof, dio el premio en la categoría Libro Álbum al trabajo Chiche, mi ovejero, con textos de Susana Aliano e ilustraciones de Mauricio Marra, publicado por Más Pimienta.

El premio Revelación (otro de los galardones que suele despertar gran expectativa) fue para Andrea di Candia, autora del libro La partida, editado por Banda Oriental. Se trata de una emotiva novela que recrea el ocaso de la vida, a través de una historia de abuelos, donde tienen un peso muy grande muchas otras ausencias. La enfermedad, el cansancio, los achaques, y la actitud antes ellos, son abordados con sensibilidad por este trabajo de Andrea di Candia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)