PARA BUSCAR EN LAS LIBRERÍAS

Novela no ficcional de los años del nazismo

Ruperto Long lanza una nueva novela el próximo 7 de abril.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ruperto Long: un relato de esperanzas. Foto: F. Flores

Un nuevo libro del escritor Ruperto Long se podrá encontrar próximamente en las librerías. Se trata de La niña que miraba los trenes partir, que editado por Penguin Random House será presentado en la Sala Delmira, del Teatro Solís, el jueves 7 de abril a las 19.00, con la participación de Hugo Burel y Charlotte de Grünberg, quien es retratada en las páginas de esta novela basada en hecho reales. "Novela de no ficción", prefiere decir Long.

El libro tendrá su lanzamiento con entrada libre, y en él participan también la cantante Lea Bensasson y el músico Alberto Magnone.

"El relato parte de cuatro historias, en apariencia poco vinculadas entre sí, que se van entrelazando en el desarrollo, hasta que la conexión entre las mismas se vuelve parte del desarrollo de la trama. Charlotte es una niña belga de ocho años, nacida en Lieja, que luego de la ocupación nazi de su país se ve obligada a adoptar una identidad falsa y esconderse, junto con su hermano y sus padres. Primero viajan a la París ocupada, luego a Lyon (en la zona del Gobierno de Vichy), más tarde a Grenoble, y finalmente a un pequeño pueblito en las montañas llamado Saint-Pierre-de-Chartreuse", señaló Long a El País, puntualizando que en la historia no faltan vicisitudes, desde las razias de la Gestapo hasta los duros episodios de los campos de concentración.

"Me basé en una extensa investigación, que me insumió tres años, así como en testimonios y documentos de los protagonistas. No obstante, ya sea por la falta de información en algunos casos, cuyo desenlace preciso se desconoce, o por la edad de su protagonista principal (que tenía entre 8 y 11 años cuando se desarrollaron los eventos del relato), fue necesario recurrir a elementos ficcionales para complementar los hechos narrados y enriquecerlos en algunos de sus detalles. En lo personal, esa permanente interacción entre realidad y ficción me resulta muy atractiva, casi diría que fascinante", agrega el escritor.

La obra ha sido escrita de manera polifónica: 34 personajes intervienen para relatar sus vivencias. De todos ellos, el que podríamos considerar el personaje principal, Charlotte, vive en la actualidad, y tiene 82 años. "Han pasado más de 70 años de los sucesos que se narran en el libro, y si bien la barbarie nazi de seguro nunca será repetida en esa escala, la humanidad parece empecinada en mantener vivo su lado más siniestro: guerras, xenofobias, racismo… quizás el libro también pueda aportar su grano de arena en hacernos reflexionar".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados