una colección millonaria

Museo Gurvich: ¿qué implica que el Estado compre el edificio y su acervo?

El notable museo de Peatonal Sarandí casi Ituzaingó se encaminaría a pasar a la órbita pública

Museo Gurvich
El Museo Gurvich. Foto: Fernando Ponzetto

El Museo Gurvich, ubicado en Peatonal Sarandí 524 casi Ituzaingó, se encaminaría a pasar a manos del Estado. El anuncio fue realizado por la ministra de Cultura, María Julia Muñoz, el pasado lunes 10 de diciembre, según informó entonces La Diaria. A su vez, el semanario Búsqueda, en su última edición, informó que el miércoles pasado el Estado recibió la autorización del Tribunal de Cuentas para comprar el edificio del museo y la colección de más de 200 obras de José Gurvich, por 2.800.000 dólares.

Consultado por El País, Joaquín Ragni, integrante de la Fundación Gurvich que lleva adelante el museo, agregó al respecto: “Hay unas tratativas. Hace meses que se está hablando a nivel del presidente de la Fundación, Martín Gurvich, con el Ministerio de Cultura y el de Economía, de los cuales siempre hemos tenido apoyo económico, porque es muy difícil mantener un museo de este nivel, tanto el edificio como el personal y la seguridad que demanda. De lo que se habló en la Fundación es que la administración y la dirección del museo va a seguir en manos de la Fundación."

"El expediente está en el Ministerio de Cultura, con algún viaje al Ministerio de Economía, y ahora al Tribunal de Cuentas. Es un trámite público, que no está cerrado”, dice Ragni, y aclara que “la pelota está en la cancha de la ministra”.

Ragni señaló que la Fundación seguiría haciendo la gestión del museo, y que por lo tanto, “no va a ser un museo más de la esfera pública, creo que va a ser público-privado, donde la Fundación va a tener los criterios de programación. De concretarse la negociación, el futuro visitante del museo va a encontrar un museo que respire. Porque nosotros, por momentos, no tenemos oxígeno ninguno. Por ejemplo, hemos querido abrir los domingos, y no podemos. Y para la movida turística de la Ciudad Vieja, habría que abrir los domingos”. 

Ragni, en ese sentido, estima que de pasar a manos del Estado, el museo seguiría cobrando entrada. “Yo creo que se va a seguir cobrando, por lo menos la posición de la Fundación es seguir cobrando”. 

Museo Gurvich
Museo Gurvich. Foto: Francisco Flores

Sobre la negociación que se está dando entre el Museo Gurvich y el Estado, que comprende también la compra de la colección Gurvich -que consta de más de dos centenares de obras del artista-, Ragni señala: “El valor de venta que pueden alcanzar los cuadros debe de ser mucho mayor. Pero la búsqueda es mantener la colección en el país, que no se vaya al exterior. Los valores de Gurvich han subido mucho, y si vos llevás todo eso que está en el museo al exterior, la cantidad de millones de dólares sería impresionante”. “Pero estaríamos incumpliendo el deseo del artista, que quería que el Uruguay tuviera y viera su obra”, explica Ragni, cuya biografía está fuertemente ligada a la escuela torresgarciana.

“Pese a que nació en Lituania, Gurvich fue a la escuela pública, ahí en Maldonado y Andes: él era un uruguayo más, que tomaba mate, que chupaba vino, que hacía comidas de olla bien pesadas, bien a la uruguaya. Y pese a que se murió con 47 años, su voluntad siempre fue que su obra fuera conservada en Uruguay”, dice Ragni. “Y a eso apunta esta gestión que se está haciendo en la órbita del Estado, que a mi no me gusta llamar ‘estatización’, porque me hace acordar a la Rusia bolchevique, pese a que no tengo nada contra los bolcheviques ni contra los rusos, ni de antes ni de ahora. Sería más bien un entendimiento público-privado”, puntualiza Ragni.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)