ARTE Y EXPOSICIONES

Un museo cumple años y lo celebra como se debe

El director del Museo Torres García y un balance de 25 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gestor: Alejandro Díaz director del Torres García. Foto: EFE

El Museo Torres García festeja sus 25 años, con la exposición Pintura, que reúne unas 30 obras del maestro del constructivismo, en las que se buscó exhibir su perfil más pictórico y más alejado de lo más difundido del gran pintor. De hecho, muchas de esas obras, explicó el director del museo, Alejandro Díaz, hacía mucho que no se exponían al público.

"Torres tiene toda una carga muy asociada a la obra constructiva, a los símbolos, y a cierta estética, y a su pensamiento sobre el arte. En esta exposición quisimos mostrar al Torres que pintaba, su pintura, el hecho plástico directamente. Obras en las que el artista estaba pintando con más libertad", indica el director, asegurando que más de la mitad de las obras que se exponen serán nuevas a los ojos del gran público.

Al pasar raya sobre los logros de estos 25 años de actividad del museo, Díaz destaca las visitas didácticas para escolares, que salen del esquema tradicional para poner énfasis en lo empírico, incluyendo los talleres. "Ahora es algo que por suerte se hace bastante, y los museos son visitados de otra manera, pero creo que es un camino que, hace más de 10 años, lo iniciamos nosotros".

Otros dos logros que dan originalidad a la gestión son las exposiciones que el museo hizo en el exterior, y la tienda que souvenirs, que difunde la obra del maestro buscando un equilibrio entre la difusión y el respeto por el legado del pintor uruguayo.

Pero lógicamente no todo es viento a favor. El límite presupuestal muchas veces impide que algunas ideas se conviertan en realidades. Entre los límites está "no poder contar con una estructura de recursos humanos especializada. Tendríamos que tener un conservador dedicado a la obra", afirma el director de este museo que tiene un convenio con el MEC, que puso a disposición el edificio (en Peatonal Sarandí 683) y fondos para algunos gastos básicos.

Muchos de los gastos mensuales corren por cuenta del propio museo, que está barajando la idea de crear una sociedad de amigos, para hacer frente, por ejemplo, al arreglo de la fachada del histórico edificio.

El museo no cobra entrada a los uruguayos los miércoles, y Díaz reconoce que nuestros compatriotas son un poco haragán para pagar la entrada.

"Hay una vieja cultura de la gratuidad en este país, si bien se ha ido revirtiendo. Hace 15 años no se cobraba entrada: empezamos con un bono colaboración, y luego pusimos la entrada. Y al principio mucha gente se enojaba. En una época le cobrábamos a los extranjeros, y a los uruguayos no: y venía un uruguayo con un amigo extranjero, y se quejaba que su amigo tuviera que pagar".

Sobre la cantidad de visitantes que recibe el museo, Díaz señala que "debería ser mayor. Uruguay es un país que recibe no tantos turistas. Y una exposición tiene el mismo trabajo, la vean mil o 20 mil personas".

Uno de los últimos éxitos del museo ha sido el apoyo que brindó a la muestra Joaquín Torres-García: The Arcadian Modern, del MoMa, de Nueva York, actualmente en Madrid. Y Díaz explica que es prácticamente imposible que esa exposición visite Uruguay, aunque sería una cuestión de dinero. El director explica que esa muestra costó unos dos millones de dólares, y agrega: "El MoMa puede hacer eso porque van tres millones de personas por año: y otra manera de financiar la exposición fue con esa itinerancia por España", explica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)