Álvaro “Chino” Recoba

"No me siento un carnavalero, pero sí parte del Carnaval"

Charla con Álvaro “Chino” Recoba que vuelve al Carnaval con Don Timoteo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Después de dos años, Recoba vuelve a los tablados y al Teatro de Verano. Foto: A. De Brito.

Don Timoteo vuelve al ruedo en Carnaval con la dirección de Álvaro Recoba, Antonio Pacheco y Rafael Perrone y presentó su espectáculo 2016, Creer o reventar en una conferencia de prensa que fue el centro de atención mediática, algo a lo que el Carnaval no está acostumbrado.

Informativos transmitiendo en vivo, periodistas deportivos, prensa especializada de Carnaval fueron el marco para esta presentación poco usual en la que el protagonista fue Álvaro Chino Recoba en su regreso como director responsable de la murga, luego de un año en que decidió mantenerse al margen de la murga con la que ganó el concurso de 2013 y 2014.

En un ámbito inusual para los medios —un club barrial ubicado en Emilio Raña y Pedro Vidal— y una rueda de prensa rodeada de vecinos con mate y reposeras, esperando para ingresar al ensayo de la murga y todos atentos a lo que sucedía en una mesa en la que todos parecían estar incómodos.

Allí, El País dialogó con Recoba y su retorno a la dirección responsable de la murga, luego de un año de alejamiento.

El "Chino", contó que su vínculo con el Carnaval tiene que ver con poder arrimarse a algo que siempre le gustó y miró desde afuera y que hoy, con su vida deportiva culminada, puede darse el gusto de ser parte de esto. "No me siento un carnavalero ni tampoco un especialista en Carnaval, sí que es algo que me gusta y hoy puedo encarar desde mi lugar", dijo el exjugador, y refirió que la música popular, la murga y el candombe fueron su compañía durante su pasaje por el exterior del país y que a su retorno a Uruguay decidió hacer realidad un anhelo que tenía con su suegro (Perrone) y sacar su propia murga.

Con plata no se gana.

Recoba dijo que en Carnaval no se gana dinero y que se siente conforme con recuperar la inversión que año a año hace en el montaje del show. Admitió que su situación económica le permite tomar decisiones sin mirar demasiado ese aspecto y priorizar el armado de su espectáculo contratando a quienes considera los mejores en cada segmento que compone a la murga. Sin embargo dijo estar seguro de no ser el conjunto más caro del carnaval: "Hay murgas que ponen mucho más dinero que nosotros para salir".

"Con plata no ganás, eso te lo puedo asegurar", dice. "Pasa sobre todo por apuntar bien a la calidad que querés tener. Es obvio que los riesgos son más altos porque hay dos formas, o no gastás plata y podés ganar por la calidad que tenés, o podés apostar y podés perder".

—En el ambiente, hay comentarios de que su presencia ha molestado a rivales en la categoría ya que se sienten en desigualdad de condiciones.

—Somos parte del carnaval, nos sentimos parte del carnaval porque la gente te lo hace sentir, y sobre todo si vos arriesgás cosas para montar un espectáculo que después la gente es la que lo disfruta. Vale la pena.

Si bien, dice, hay mucho de mito en eso de que en carnaval existen presiones y cuestiones ingratas abajo del escenario y dijo sentirse bien recibido en general, admitió que muchas veces se ha encontrado con comentarios desgradables e inciertos sobre su murga.

Recoba dice no incidir en nada de lo que sucede en el escenario, "nada, absolutamente cero": su rol es estar atrás de la murga sin imponer nada, aunque alguna vez da su parecer o sugiere cosas que pueden aceptarse o no y lo entiende.

Este año, Recoba logró cumplir otro de sus sueños al tener como director artístico a Alberto Coco Rivero a quien quiso desde el principio en su plantel. No lo toma como un capricho, sostiene que tiene más que ver con la calidad técnica y artística de la persona: "a Coco lo teníamos que tener en algún momento, fuimos le hicimos la cabeza y acá está con nosotros".

Recoba se ha dado muchos gustos en Carnaval: en su murga han salido casi todos los que quiso. Pero desde que vio Asaltantes con Patente en 2007 quiere a Eduardo "Pitufo" Lombardo y Marcel Keoroglian.

—¿Y los va a conseguir?

—No es algo que me quite el sueño, me gustaría tenerlos en algún momento y se va a dar seguramente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados