Joaquín Lalanne

"Me gusta transmitir algo un poco inquietante"

Hasta el 2 de agosto, en la Galería Iturria de Cadaqués, Cataluña, se puede ver A campo abierto, la nueva muestra individual de este jovencísimo artista uruguayo radicado en España desde hace siete años. “A la gente le está gustando mucho y sobre todo celebra la experimentación que hice, ese cambio, la apuesta por buscar caminos nuevos”, dice Lalanne.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Lo que me gusta es que en mis cuadros siempre haya un toque de misterio". Foto: A. Martínez

—Ya desde el título de la muestra, A campo abierto, se habla de una paisaje distinto. Y eso se ve en los cuadros. ¿Qué le encontró al campo uruguayo que llenó sus nuevos cuadros?

—El viaje fue un viaje emocional, un reencuentro con mi pasado que me conmovió. Cuando se es más joven no tiene conciencia del paso del tiempo, pero está ves regresar al país me hizo encontrarme con sensaciones que nunca había tenido, un sentimiento más profundo, de que la vida es una historia que uno va escribiendo junto a todos los que lo rodean. La vuelta a Uruguay trajo como consecuencia inevitable un cambio de escenario, acá en Cadaqués todo es escarpado, hay montañas, rocas afiladísimas por los fuertes vientos, no hay llanuras tan extensas como las que encontré en San José que es donde yo anduve pintando. Y ese escenario tan "chato" de la llanura me parecía increíble para contar historias ahí, además de que yo tenía un enorme deseo de pintar al aire libre, de pintar "al natural", toda la muestra la hice pintando cosas que veía, nada es inventado. Eso creo que fue lo más enriquecedor y gracias a esa experiencia diría que hoy por hoy me siento un poquito más pintor, que es a fin de cuentas lo único que importa.

—Su campo parece intervenido por fantasmas que el artista lleva hasta ahí. Pienso en "Pintando con amigos" pero hay más ejemplos. ¿Tiene un interés en lo sobrenatural?

—No en lo sobrenatural, lo que sí me gusta es que en los cuadros siempre halla un toque de misterio, quizás de ahí tu pregunta, me gusta poder transmitir algo un poco inquietante, que genere cierta incomodidad del tipo ¿qué hace eso ahí?, ¿por qué este personaje está asi y los fantasmas?, ¿serán el pasado que nos acompaña? No sé.

—Como siempre en sus obras está el diálogo con Dalí, con Warhol, con Basquiat o con Magritte pero también en una obra como "Un atardecer misterioso como todos", se me hace presente Pedro Figari o algunos pintores ruralistas. ¿Son influencias que usted reconoce?

—Justo en esa obra está lo que te decía recién, hay personajes que no se sabe muy bien que están haciendo, la luz es la de un atardecer que de por sí ya entraña misterios por esas sombras largas que proyecta y la luz del cielo cambia totalmente y la idea era en lo que podría ser una imagen rural a secas, aportarle ese toque de misterio y de ensoñación. A Figari lo tuve presente por que es inevitable reencontrarse con la historia del arte uruguayo cuando uno vuelve. Ees un enorme pintor y resolvió cosas como nadie. El horizonte bajo, por ejemplo, es algo que usaba mucho cuando pintaba el campo y la verdad es que lo miré bastante porque esas escenas de caballos, de noche con la luna y los ombúes son para mí verdaderas maravillas. Tambien miré mucho a Juan Storm, que tanto tiene que ver con De Chirico que es uno de mis grandes referentes, presente también en la obra que mencionas.

—En la muestra, también hubo instalación. ¿Es un nuevo camino? ¿Hacia dónde cree que está yendo como artista?

—Hice una instalación que ocupa toda una sala de la galería, la idea era recrear el paisaje del campo, pintando una vista de 360 grados en la que el espectador se sintiera dentro de un cuadro, y yo pudiera compartir la experiencia que viví pintando en Uruguay, en la sala hay una cama, una puerta, una mesita de luz, etcétera, que después se repiten pintadas en la pared y la verdad es que quedó como un gran cuadro del que uno es partícipe. Este año estuve invitado a la preview de la bienal de Venecia y había mucha instalación, fue algo que me gustó como puesta en escena, y unos días antes de montar la muestra, pensando en como hacer la experiencia del visitante más intensa, se me ocurrió la idea de hacer esto y lo hice, pero no me planteo que sea un nuevo camino para mi. En cuanto a hacia donde estoy yendo como artista, no tengo ni idea, lo que si te digo es a donde quisiera llegar, a ser un buen pintor.

Perfil.

Nombre: Joaquin Lalanne 
Edad: 25 
Dato: Vive en el pueblo de Salvador Dalí

SABER MÁS

Un uruguayo en Cadaqués.

Lalanne llegó a España hace más de un lustro luego de estudiar en Montevideo en los talleres de miguel Herrera, Clever Lara, Alvaro Amengual y Oscar Larroca y estudiar orfebrería con Francisco Solari. Fue por una residencia artística en Córdoba y por insistencia de Ignacio Iturria se atrevió a quedarse y desarrollar su carrera artística desde allí. Vive en el pueblo catalán de Cadaqués. Esta es su sexta exposición individual española y para febrero de 2016 está preparando una muestra en la Fundación Atchugarry.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)