Entre el legado y la libertad en la obra

Cinco artistas contemporáneos releen a José Gurvich

Achugar es el curador de Imaginación: diálogos y desafíos
Hugo Achugar es el curador de "Imaginación: diálogos y desafíos"

Puede que sea porque está al lado de Proyecto para monumento IV con puente, una obra en tempera sobre cartón que José Gurvich pintó en 1972 y esa pintura muestra el puente Brooklyn en una de sus tantas perspectivas, pero la instalación de Jacqueline Lacasa para la exposición Imaginación: diálogos y desafíos, destila un aire cosmopolita.

Es que Lacasa, cuenta el curador Hugo Achugar, viajó a Nueva York para pasar horas en un bar de Chinatown, donde veía al puente desde la misma perspectiva que lo hizo Gurvich para esa obra. Una vez allí, Lacasa tejió constelaciones con hilos que funcionan como metáforas de viajes. Estaba, a su manera, interpretando y comunicándose con Gurvich y creando a partir de eso una instalación a la que llamó “Chinatown Supernova” y que emana aire neoyorkino.

No lo hizo por capricho, era una consigna. Achugar fue convocado por Vivian Honigsberg, directora del Museo Gurvich -donde se puede visitar la exposición- , para generar un diálogo entre Gurvich y el arte contemporáneo uruguayo que, como dijo Achugar a El País, es sustancioso y variado.

Con la premisa de que quería demostrar la magnitud de estilos y características del arte actual, el curador convocó a cinco artistas disimiles entre sí tanto en obra como en vida: la argentina Guadalupe Ayala que vive en Uruguay desde 2006, el diseñador gráfico Juan Fielitz; Joaquín Lalanne, que vive en Cadaqués desde 2009; Yudi Yudoyoko, que nació en Indonesia pero se mudó a Uruguay en 2003 y, Lacasa.

Cada uno debía trabajar a partir de una obra del último período de Gurvich, de 1964 a 1974, cuando muere. Esa etapa fue, para el curador, “la más libre” del artista, en la que se desprende de la herencia Torres García y deja ser a su imaginación.

“Imaginación” es la palabra justa para describir la libertad con la que esos artistas se apropiaron de un arte ajeno para crear obras completamente nuevas, pero con la misma esencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)