INNOVACIÓN

"LaLa", la moneda virtual que creó Martín Sastre para apoyar el trabajo de los artistas

El director de "Miss Tacuarembó" y "Nasha Natasha" habla de "LaLa", la innovadora plataforma que creó para apoyar el proceso creativo de los artistas

Martín Sastre. Foto: Difusión.
Martín Sastre. Foto: Difusión.

"Hace tres años empecé a plantearme esta idea de digitalizar una moneda para artistas. Me pregunté: ¿por qué siempre los artistas son pobres? Y me di cuenta de que el tiempo de trabajo de los artistas no tiene valor, como el tiempo de trabajo de cualquier trabajador en el espectro de la economía”, comenta el cineasta Martín Sastre sobre la motivación detrás de La La, la plataforma que lanzó en abril y que creó junto a Andrés Malaneschii y Gastón Solari Yrigoyen.

Se trata de una moneda digital que invita a valorar el proceso creativo de los artistas. “Estamos expuestos a todo tipo de explotación, incluso de una multinacional. Porque lo que sucede es que el concepto del trabajo del artista es que hace obras, y eso es el trabajo, la obra terminada”, explica el responsable de Miss Tacuarembó y Nasha Nattasha.

Por eso, la plataforma se propone capitalizar el tiempo de trabajo de cada creador a través de un ingreso fijo que será sustentado por una serie de suscriptores. Presentados por Sastre como “Ángeles”, podrán participar de forma exclusiva del proceso creativo del artista que eligieron apoyar.

“Lo que busca Lala es capitalizar el tiempo de trabajo de los artistas, y no solo las obras terminadas, porque ese es el gran déficit histórico que tienen los artistas visuales: nuestro tiempo nunca tiene valor”.

Sastre lo describe con una analogía bien clara: la de un obrero de una fábrica de autos. “A él le dicen: ‘comprá el acero, las ruedas, los vidrios, el motor, armá el auto y cuando lo termines, si me gusta te lo vendo y me quedo con el 50 por ciento’. Eso es lo que cobran las galerías de arte, que es un porcentaje enorme, pero si no les gusta perdiste toda tu inversión de tiempo y dinero”.

Además de apoyar económicamente el proceso, la plataforma invita a establecer una relación horizontal entre “Ángeles” y artistas. “Pueden intercambiar impresiones, charlar, preguntarles qué libro están leyendo, recomendarse alguna serie o película; lo que fuese”, explica. “Para la gente que está en confinamiento, es otra forma de experimentar el arte y de descubrir artistas de otras partes del mundo. Es una experiencia del arte totalmente distinta”.

El proceso es el siguiente: al ingresar a la web de la plataforma, cada usuario puede comprar LaLas —las monedas virtuales ideadas por Sastre—, que tienen un costo de tres, seis o nueve dólares. Con ese dinero, se puede invertir en los procesos creativos que se desee. “El artista, cuando entra a la plataforma, dice: ‘Quiero trabajar en una serie de cuadros sobre mi infancia y eso me va a llevar tres meses’. Entonces, tenés que ponerle al menos un LaLa por mes para que esté tranquilo de que va a poder sustentar sus gastos”, relata uno de los creadores de la incitativa.

Luego de haber participado de varias instancias de intercambio entre “Ángeles” y creadores, el artista elige las obras que tuvieron los comentarios más positivos y las puede ofrecer a la venta en una subasta online. Por supuesto, aquellos que han invertido más durante el proceso tiene una serie de facilidades extra para comprar las obras que ayudaron a sustentar.

Sastre tiene la esperanza de que su idea alcance niveles globales. “Estamos en el siglo de la viralización total; hacer algo regional no tiene sentido”, explica. Habrá que estar atento a la evolución de su plataforma que puede cambiar la forma de concebir el proceso artístico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados