ENTREVISTA

Con Julio De Sosa, el pintor que retrató a Mujica desnudo: "Me llamó la atención que un cuadro, en 2016, armara revuelo"

El artista plástico inaugura hoy una exposición, de sus retratos cargados de sentidos

Julio de Sosa
Julio de Sosa, en su taller. Foto: Difusión

Hoy a las 12.00 en el salón de exposiciones Diana Saravia Contemporary Art (en Rincón 622) se inaugura una muestra del artista plástico Julio De Sosa, aquel que hace tres años causó revuelo por su cuatro Génesis Uruguay, en la que pintó retratos de José Mujica y Lucía Topolansky desnudos. La exposición se podrá visitar hasta el viernes 24 de mayo, de martes a viernes de 11.00 a 18.00.

“Es una exposición pequeña, son ocho pinturas, en óleo sobre tela. Son obras medianas, como de un metro por 80 centímetros. Me gusta que la gente se quede al menos unos minutos mirando un cuadro. Que se interesen por las pinturas”, explicó De Sosa a El País. Las obras de este pintor, nacido en Montevideo en 1979, llaman realmente la atención, tanto por la factura de cómo están hechas como por los temas, donde hay fútbol, una mira crítica a la actualidad, al abuso de la tecnología, y demás temas de hoy. 

Detalle de "Génesis Uruguay", de Julio de Sosa
Detalle de "Génesis Uruguay", de Julio de Sosa, el cuadro de la polémica de 2016. Foto: Difusión

“Uno tiene influencia de muchos pintores que admira. Siempre admiré mucho a El Bosco. También creo que tengo esa cosa surrealista, con esa cosa sudamericana, porque soy un gran admirador de la pintura latinoamericana”, analiza De Sosa sobre sus propias creaciones. “A mí no me gusta que me digan que mi obra es naif. Porque naif es arte ingenuo, y eso es otro tipo de imágenes. Y yo no soy ingenuo, yo pongo contenido. Sería como decir que la obra de Frida Kahlo es ingenua”. En conversación con El País, De Sosa habló sobre este nuevo paso en su carrera.

Julio de Sosa
Julio de Sosa, su nueva obra. Foto: Difusión

- Vos trabajás temas y figuras fuertes.

-Yo pinto cosas que me mueven. Para mí un cuadro tiene que contar una historia. Cosas que yo veo alrededor mío, o cosas que veo en la televisión, cosas que pasan en las redes sociales. Y trato de ubicarme en la época que vivo, y en el país donde vivo. Y trato de poner en juego todos los elementos que me rodean. Siempre que pinto un cuadro es porque tengo algo para decir. Puedo estar equivocado o no.

-¿Cuánto tiempo te lleva pintar un cuadro?

-Trato de ser exigente conmigo mismo, trato que un cuadro me salga en un mes. Pero no es que me siento frente al caballete, con la tela en blanco, y trato de pintar un cuadro. Las ideas pueden caerme, cuando estoy esperando el bondi. O estoy en la empresa trabajando, y saco apuntes rapidito y los guardo. Después llego a mi casa y empiezo a armar toda la obra. Consigo los personajes: a veces me han posado compañeros de laburo. Trato que salga en un mes, para tener una rutina como pintor.

Julio de Sosa
Julio de Sosa, un pintor con cosas para decir. Foto: Difusión

-¿En qué empresa trabajas?

-En una curtiembre. Mis padres son agricultores, y siempre viví acá, pasando Playa Pascual, dos kilómetros. El trabajo me queda a cinco kilómetros, que los hago en bicicleta, porque como no tengo casi tiempo de hacer ejercicio, aprovecho y voy en bicicleta.

-¿Cómo ves hoy el episodio aquel del cuadro de Mujica?

-El episodio aquel del cuadro de Mujica ya es un tema cerrado en mi vida. Fue algo que no me lo esperaba. Yo no tengo nada en contra ni de Lucía ni de Pepe: capaz que lo tomaron a mal en ese momento. Me llamó la atención que un cuadro, en pleno 2016, armara un revuelo. Con tantas cosas que pasan. Lo único que me queda hoy por hoy es la anécdota.

Julio de Sosa
Julio de Sosa, una pintura inquietante. Foto: Difusión

-¿Te dio más notoriedad ese episodio?

-Yo siempre pinté, desde los 13 años. No es que un día, en 2016, me desperté y me propuse pintar un cuadro sobre Mujica. Luego de ese episodio tuve algo más de encargos, de retratos. Y yo los hago, si la pintura me mueve. Pero me gusta pintar mis temas. Porque eso es lo que me da trabajar en una empresa: te quita horas, pero te resuelve todo el tema económico. Y me da la libertad de hacer en mi taller, que lo tengo en mi casa, lo que yo quiero.

-¿Cuánto vale un cuadro tuyo?

-No soy mucho del tema del dinero. Yo a Diana le he dicho que le ponga precios bajos: me gusta que los compren uruguayos y los tengan en sus casas. Los vendo ahí entre 400 y 500 dólares. No lo hago por plata, lo hago porque me gusta.

-¿El cuadro "Génesis Uruguay", lo vendiste?

-No. Nunca tuve interés. Ha ido gente a la galería, pregunta. En octubre va a hacer como tres años de aquel episodio. Y hace poco lo vi, en el depósito, y es un cuadro que ni yo me acuerdo de él. Es como lo hubiera hecho otra persona. Yo me he desconectado de ese cuadro. Ahora estoy haciendo otras cosas.

Julio de Sosa
Julio de Sosa, desde hoy expone en Ciudad Vieja. Foto: Difusión
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)