OBITUARIO

Cuando un intelectual se va siempre queda un espacio vacío

A los 90, murió John Berger, pensador del arte y la sociedad de su tiempo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Berger: tenía una larga producción en varias plataformas. Foto: archivo El País

El escritor, pintor, ensayista y poeta John Berger falleció ayer a los 90 años, según confirmó la directora literaria de Alfaguara, María Fasce, a El País español, tras hablar con una nieta del autor en Francia, quien afirmó: "Il est parti" ("Se ha ido").

Con una carrera literaria que abarca la ficción, el ensayo político y de arte, la dramaturgia y hasta guiones de cine (el de Jonás que tendrá 25 años en el año 2000 de Alain Tanner, por ejemplo) y también una obra como artista plástico que fue su primera acercamiento a la creación, Berger fue uno de los grandes intelectuales de su generación.

Con Modos de ver, su ensayo sobre la historia del arte aportó en su momento una mirada interesante e independiente para analizar las artes plásticas. Con muchos de sus libros de ensayos políticos y sociales se permitió tener una visión propia, a pesar de ser un convencido marxista y anticapitalista, con la que analizó algunos de las cosas importantes que pasaron en el último medio siglo en Europa. Y como novelista fue un certero cronista del tiempo que le tocó vivir.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Berger había nacido en Londres en 1926. Entre sus obras más conocidas y elogiadas hay que ubicar G (con la que ganó el premio Booker en 1972), El cuaderno de Bento, Con la esperanza entre los dientes, Siempre bienvenidos, The Seventh Man, Hacia la boda y Una vez en Europa. Muchas de ellas las editó Alfaguara que hace pocos meses publicó Rondó para Beverly (390 pesos) un homenaje que el autor escribió junto con su hijo Yves para su esposa, fallecida en 2013.

Ese último texto es el que más fácil encontrar en Uruguay. Sin embargo, su literatura ha tenido una presencia local fuerte, y muchos de sus trabajos se consiguen en librerías de leídos y de novedades.

En ocasión de su cumpleaños noventa, el 5 de noviembre pasado, el mundo editorial anglooparlante le dedicó nuevas ediciones a Berger. Se publicó Portraits una recopilación de sus biografías de artistas; Landscapes que reunía relatos de sus vínculos con los artistas y pensadores que más lo influyeron; Confabulations, un ensayo sobre el lenguaje. A eso hay que sumarle A Jar of Wild Flowers: Essays in Celebration of John Berger, en el que un montón de gente influyente escribe sobre él y un documental, The Seasons in Quincy: Four Portraits of John Berger, en base a entrevistas filmadas en la década de 1980 y en el que participa Tilda Swinton.

"Su libro Modos de ver y la serie de la BBC de 1972 que se basó en él cambió la manera que al menos dos generaciones vieron el arte", escribió para The Guardian la directora de cine Sally Potter en un perfil del año pasado. "Y sus escritos desde entonces —especialmente aquellos sobre migración— cambió la manera de ver el mundo de muchos de nosotros". Varios han opinado en ese sentido.

Y no es para menos. La literatura de Berger era de un humanismo en el que siempre se escuchaba la voz del otro a pesar de ser un hombre de ideas firmes y poca timidez para expresarlas. Su mirada del arte aún hoy resulta novedosa y seductora: hay que ir a los varios libros en español disponibles para entender eso.

"Si alguien quiere saber qué he dicho de cada cosa, que vaya a los libros", explicaba en una entrevista a El País de España. Es el mejor homenaje que se le puede hacer.

TRES FORMAS DE CONOCERLO

El tamaño de una... 1991

...bolsa es uno de sus grandes libros de ensayos sobre arte y deja bien claro lo grandiosa de su prosa.

Modos de ver - 1972

Otro libro fundamental para la crítica y la apreciación de las artes plásticas. Es el más didáctico de sus trabajos.

Hacia la boda - 1995

Un viaje desde una Europa a otra en una serie de personajes que va pintando los cambios en ese continente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)