Una selección de poetas y narradores orientales reunidos en Vericuetos

Escritores uruguayos recientes en revista literaria francesa

Una feliz rareza bibliográfica: una revista de París dedicó un número especial a la literatura uruguaya de las últimas décadas, material que apunta principalmente a investigadores y estudiantes de literatura.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Entre los narradores de los últimos tiempos se destaca Marcia Collazo Ibañez.

Se trata de Vericuetos, cuyo número 26 tiene por título Literatura Uruguaya Contemporánea, y reúne obra de Álvaro Ojeda, Daniel Vidal, Lalo Barrubia, Luis Bravo, Melissa Machado, Andrea Blanqué y Marcia Collazo Ibáñez, entre otros.

En números anteriores la revista se ocupó de Brasil, Guatemala, Costa Rica y otros países de América Latina, con cuya cultura busca establecer lazos y difundirlos en Europa. En esa línea trabaja este número, de noviembre de 2014, que tiene un primer prólogo de Efer Arocha (director de la revista) y otro de Alejandro Michelena, a cargo de la compilación del material uruguayo.

En 262 páginas la publicación junta poesía y prosa, además de ilustraciones de distintas épocas que describen desde distintas estéticas el clima cultural oriental: desde la Plaza Cagancha, con el trazo inconfundible de Pierre Fossey, hasta dibujos de Julio Mancebo, Hernando Fornasari, Leandro Soria, Alfredo Riboira, Gabriel Bruzzone y Marcelo Larrosa.

"La idea la tuvimos, hace más de dos años, con Adolfo Guidali, amigo y escritor uruguayo que reside en París, y que es uno de los narradores incluidos. Buscamos trabajar en una muestra antológica (preferimos así denominarla) de poetas y narradores uruguayos desde el año 80 para acá. El tema fue y vino, y al final quedó casi todo en mis manos por sus complicaciones de laburo (es periodista de France Presse) y personales", explicó Michelena a El País.

"Armar la cosa implicó un proceso nada fácil. A los escritores surgidos en los ochenta, e incluso en los noventa, los tenía más claros. En líneas generales llegué sin dificultades a establecer una selección en base a criterios de calidad y relativa importancia: como toda selección, la mía no conformará a todos, lo que es inevitable. Lo más arduo fue con los escritores posteriores al 2000, que no los tenía muy leídos. En esto me auxilió una gran amiga, Marisa Guevara —investigadora literaria argentina que reside en Montevideo— que me fue recomendando y alcanzando libros y publicaciones, y sugiriendo nombres", agrega Michelena.

"Luego vino una etapa no menos dificultosa: contactar a todos los potenciales participantes, y pedirles material. En todos los casos, con excepción de los ya fallecidos, la consigna fue que cada autor enviara algunos textos, y la selección final quedó en mis manos, en acuerdo con cada uno de ellos".

Paralelamente, Guidali le propuso a Efer Arocha publicar allí este trabajo. "De entrada le interesó, y mucho más cuando pudo ver el material reunido: ahí fue que decidió dedicarle un número especial y extraordinario".

El número especial se presentó en diciembre en París, en la Maison de Amerique Latine, auspiciada por la Embajada uruguaya, y se planifica que algunos ejemplares sean distribuidos en las librerías locales. También se quiere proyectarla a la Feria del Libro porteña.

Un trabajo de estas características no se da con frecuencia. "La anterior fue en Madrid, en Casa de América, en 1996, pero estuvo restringida a algunos nombres prestigiosos y nada más. Y en París, desde 1986, no se daba una presentación conjunta de la literatura uruguaya", remata Michelena.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados