Exposición de la fotógrafa boliviana Wara Vargas Lara

Corridas de toros de Bolivia llegan a la Ciudad Vieja

El viernes próximo a las 12:30 horas en la Fotogalería Ciudad Vieja (junto al Mercado del Puerto, en Piedras y Pérez Castellano), el Centro de Fotografía de Montevideo inaugura una nueva muestra denominada Plaza de toros de Bolivia, de la fotógrafa Wara Vargas Lara. La exposición muestra cómo en la Bolivia de hoy persiste una pasión por las corridas de toros, en personas de origen aymará, en lugares donde nunca existió esta tradición, y en donde el toro nunca es matado por los toreros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las fotografías del artista Wara Vargas Lara tienen tanto valor documental como plástico.

La autora estará presente el día de la inauguración y hará una recorrida guiada por la exposición con los allí presentes. La muestra podrá verse hasta el miércoles 11 de marzo, con entrada libre y las 24 horas del día.

"Un pasodoble español suena desde un viejo megáfono y transporta al visitante hasta una plaza de toros como las de España, pero en el contexto boliviano. Con rostros indígenas, quemados por el sol del altiplano, las banderas le dan el toque multicolor. "¡Olé, torero!", se escucha por todas partes, y los gritos se convierten en música para los elegantes toreros. Y así van llegando los vecinos de la ciudad más alta de Bolivia: El Alto", explica Wara Vargas Lara a la hora de dar el contexto en que fueron realizadas las fotografías.

"En esta arena no se cortan orejas y tampoco se mata. La razón es económica: alquilar los toros para estas corridas de barrio cuesta veinte dólares cada uno, y por corrida se necesitan por lo menos diez. Un toro muerto costaría lo mismo que armar el espectáculo. Por eso la vida del toro está antes que la del torero", agrega la fotógrafa.

"La llegada de los primeros colonizadores españoles a Bolivia dejó algo de su sangre porque, desde niños, Reynado Tito y Francisco Flores soñaron con ser toreros, en pueblos donde no existía esta tradición. Ahora, de adultos, estos toreros lograron construir una plaza de toros artesanal, con la que viajan a varias fiestas de Bolivia", sigue la artista.

"Ganan poco y no saben explicar la razón por la que les gusta tanto torear. Su sueño es ir a España para asistir a las grandes plazas de toros y ver a sus toreros favoritos, y, por qué no, torear lado a lado con los profesionales en medio de miles de aplausos y olé", asegura Vargas Lara, quien a través de esta muestra exhibe una mirada general sobre el desconocido tema, pero también muchos detalles que aportan mucho al conjunto. La muestra tiene entonces un doble valor plástico y documental: desde el punto de vista visual, la riqueza de los trajes de luces, contrasta, por ejemplo, con lo humilde del contexto, mientras que desde el punto de vista testimonial se puede apreciar desde las distintas suertes de los toreros hasta el alboroto del público, sus variadas, coloridas y tradicionales indumentarias, en el marco del claro cielo boliviano.

Nacida en Bolivia, Vargas Lara es una fotógrafa que creció acompañada de la fotografía, gracias a sus padres, ambos artistas plásticos. Su pasión por la fotografía nació en el cuarto oscuro donde veía a su padre revelar fotos. Para ella todo el proceso era mágico. Desde muy pequeña su cámara era su compañera. Con ella llegó a la universidad, donde estudió Comunicación Social y Producción Audiovisual. Las casualidades la llevaron a trabajar en fotoperiodismo y, desde entonces, su trabajo ha sido reconocido en varias ocasiones. En cuatro oportunidades ganó el Fondo Concursable de Periodismo de Investigación de la Fundación UNIR Bolivia.

Su talento ha sido reconocido en múltiples oportunidades: fue ganadora del segundo lugar en la categoría Fotoperiodismo del Premio Latinoamericano de Fotografía 2012, por lo que realizó una exposición en Buenos Aires. También se hizo acreedora a una mención de honor en el POY Latam 2013 en la categoría Noticia Individual. Ahora, esta exposición en Uruguay le permite tomar contacto con el público local y dar a conocer su mirada sobre su propia tierra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)