JORGE SARACINI

"El cine impulsó mayor valoración por lo gráfico"

Hasta el domingo 11 se puede visitar la 17ª Feria del Libro Infantil y Juvenil, en el atrio municipal, con entrada libre. Allí, librerías, distribuidoras y editoriales se reúnen en unos 30 stands, a los que se suman talleres y charlas de autores, y demás actividades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Conocedor: Saracini analiza el mercado del libro para chivos. Foto: F. Ponzetto

Para ubicar ese mundo en su contexto, El País conversó con Jorge Saracini, presidente de la Cámara Uruguaya del Libro.

—El libro infantil hoy va perdiendo sus fronteras con el juego. ¿Cómo se maneja eso en esta 17ª edición de la Feria?

—La Cámara busca no perder su objetivo:la difusión del libro y la lectura. En la Feria vas a encontrar algunos libros que tienen un soporte didáctico, como con juegos o con algún juguete. Pero nosotros, como Cámara, exigimos que el componente principal sea el libro. Si viene el libro con un autito, no hay problema. Hay casos de packs con algún soporte de entretenimiento, pero la idea es que siempre cumpla un rol secundario. Pero no con una mochila: porque no queremos que se desvirtúe en una feria de productos para jóvenes.

—Eso deja todo el universo de la papelería, tan en auge.

—Sí. Algunos clientes, que también trabajan en el rubro papelería, nos han pedido agregar ese rubro, pero nosotros entendimos que no.

—¿En la Feria ves una presencia creciente del cómic y el manga?

—Ocupa un lugar, aunque está lejos de ser la parte más importante. Se nota un crecimiento, que es mundial, apoyado por el cine. El manga estuvo creciendo en los últimos diez años, ocupando un nicho, y hace un par de años llegó a una meseta. Ahora está creciendo, impulsado por el cine, toda la parte de los super-héroes. Es una expresión que tuvo su origen en el cómic, y que hoy el cine refleja tan bien, gracias a que la tecnología permite plasmar todo eso que no pertenece al mundo real. El cómic alimentó al cine, y ahora el cine impulsa una mayor valoración por lo gráfico.

—Hace dos semanas Montevideo Comics celebró su 15ª edición. ¿Cómo ve a la Feria ese otro encuentro juvenil?

—Son dos propuestas distintas. Montevideo Comics, en la que también participé como distribuidor, apunta a una expresión en particular, que está muy de moda, con mucho marketing en este momento. Y es con entrada paga, y son dos días. La Feria tiene como objeto la difusión de la lectura, y es con entrada gratuita. Es más amplia en el tipo de libros que abarca, y por mayor cantidad de días. Perseguimos fines distintos. Las veo complementarias.

—¿La literatura infantil uruguaya no tiene grandes superhéroes?

—Capaz que no, y es difícil que lo haya por el tamaño del mercado. Los superhéroes, como los de Marvel, tienen un mercado global. Acá el mercado es muy chico para desarrollar un impacto de esa magnitud. El trabajo de ilustraciones lleva además muchas horas de trabajo, no es fácil ni rápido de hacer.

—¿Sabés la cantidad de libros que hay en la Feria?

—No, la verdad que en la parte numérica estamos en un déficit. No tenemos estadísticas de nada, ni de ventas, ni de cantidad de títulos. No hay quien haga las estadísticas, no hay una estructura: en algunos países más grandes, con Cámaras del Libro más grandes, con aparatos administrativos más importantes, pueden hacerlo. El Estado ahora está tratando de saber cuántos libros se importan, cosa difícil también porque están las compras por internet. ¿Quién puede controlar eso?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados