LOS FAMOSOS Y LAS ELECCIONES

Campaña después de la campaña

Tras el triunfo de Donald Trump, las celebridades buscan enviar un mensaje de esperanza.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luego de manifestar contra Trump, Lady Gaga se refugia en un auto. Foto: Difusión

Meryl Streep aprovechó todas sus condiciones artísticas para ridiculizar a Donald Trump vistiéndose como él en una gala. La actriz y directora Elizabeth Banks reunió a varios famosos, desde Jane Fonda a la cantante Sia, para cantarle una canción a Hillary Clinton y así apoyarla en la combativa campaña electoral estadounidense. "Trump es el Mussolini de Estados Unidos", dijo en una oportunidad Richard Gere. Y en una actitud provocativa Madonna anunció en pleno show, que le practicaría sexo oral a quienes votaran por la candidata demócrata. "Soy muy buena. Me tomo mi tiempo y hago mucho contacto visual", agregó la cantante y la noticia rápidamente se propagó en las redes.

En los tiempos electorales que vivió Estados Unidos hasta esta semana pasó de todo entre los famosos, que en líneas generales dieron un apoyo exacerbado a Hillary Clinton. Fueron sobre todo las mujeres las que se pusieron la causa al hombro: cantantes como Katy Perry, Lady Gaga o la propia Madonna concurrieron a los actos de Clinton para mostrar su apoyo, cantaron enfundadas en vestidos que parecían ser la bandera americana y continuaron con todo ese movimiento en las redes sociales bajo el hashtag #ImWithHer, o sea "estoy con ella".

En tierras estadounidenses los actores, cantantes y las personalidades influyentes del mundo del espectáculo suelen tomar partido público cuando llegan las elecciones, y pueden ser parte fundamental en el juego de uno u otro candidato, con mucha más exposición que en Uruguay. En este caso, sin embargo, más allá de manifestarle el apoyo a Clinton hubo un espíritu común que potenció esta militancia: ir contra Trump, a quien ninguna celebridad respaldó con tanto fervor

Por eso se involucraron más los artistas latinos, desde Maná a Salma Hayek, quien anunció a pocos días de que se filtraran unos audios sexistas del magnate, que éste había tratado de seducirla. "Este señor no hace más que mentir y manipular", declaró la actriz mexicana.

A todo esa movida se sumaron otros que, con más ahínco, dijeron que si ganaba Trump se irían de Estados Unidos. La lista es larga: Bryan Cranston, Miley Cyrus, Lena Dunham, Amy Schumer, Samuel L. Jackson, Whoopi Goldberg o Barbra Streisand fueron algunos de los tantos que aseguraron que buscarían un nuevo lugar donde vivir si el millonario ganaba.

Y el millonario ganó contra todos los pronósticos, lo que ya ha provocado un sacudón a nivel mundial. Después de que Trump, un empresario exitoso sin ninguna experiencia política, se convirtiera en el presidente electo de los Estados Unidos a pesar de haber hecho una controversial campaña en la que cometió errores, hizo declaraciones disparatadas, se mostró como racista, misógino y sobre todo como despreocupado respecto a eso, nadie sabe qué es lo que va a pasar. Esos famosos, en principio, ¿ya habrán decidido sus destinos? ¿Uruguay estará en la mira de alguna estrella?

El después.

La cantante Lady Gaga, a pesar de estar promocionando un nuevo disco, se mantuvo muy activa en la campaña política hasta el final: el día de las elecciones se estuvo manifestando en las calles, subida a un camión y mostrando carteles contra Trump.

Conocidos los resultados, la cantante y actriz usó sus redes sociales para enviar un mensaje de esperanza sobre todo a las minorías, que ella ha representado desde sus comienzos artísticos. "Cualquiera que se sienta asustado o solo hoy, no sos el único que se siente así, que cree que ganar una carrera con lenguaje odioso y divisivo está mal. Está bien: nosotros nos sentimos de la misma manera. Más fuertes juntos", escribió.

Lo mismo sucedió con Miley Cyrus, quien con un video de Instagram anunció que no llorará más y que, como reacción por los "resultados shoqueantes" de las elecciones, su fundación Happy Hippie Foundation empezará una nueva campaña para ayudar todavía más a los jóvenes sin hogar y a la comunidad LGBT. "Paz es lo que necesitamos para estar fuertes juntos", sentenció la cantante.

"Empieza la revolución", fue la respuesta de Katy Perry, otra que optó por darle vuelta a la moneda y tratar de ver la mejor cara posible, aunque cueste.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados