El Mapi presenta una selección de 600 obras de arte popular mexicano

El arte popular se ganó su lugar en el museo

El Mapi ofrece hasta abril Grandes maestros del arte popular mexicano, una exposición hermosamente apabullante, que recorre las más diversas técnicas de la tradición artística de ese país, a través de 600 obras de arte, cada una de las cuales puede demandar un buen tiempo para disfrutarla a pleno.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La revolución mexicana inspira este interesante trabajo artesanal. Foto: Francisco Flores

Realizadas por destacados artistas populares de México, los objetos que se exhiben provienen de diversas localidades de los estados mexicanos, reflejando la gama de las artesanos que trabaja allí, herederos muchos ellos de técnicas de antaño.

Semejante cantidad de piezas ha sido organizada de modo prolijo, tanto por el modo en que todo ese material fue dispuesto en múltiples habitaciones, como por la cantidad de referencias que ubican al visitante en detalles del asunto. Además de los paneles explicativos, los objetos cuentan con minuciosa información sobre autores, fechas, técnicas con que fueron hechas y demás.

Si bien muchos de los trabajos se inscriben en técnicas tradicionales, sus autores son artesanos de primer nivel, y eso se refleja en la factura de las obras y en los temas y resoluciones que concretan. El asombro que provoca esta exposición es creciente. Uno de los aspectos a contemplar es la variedad de técnicas utilizadas, que pasan por el barro modelado, la cera, metales, fibras vegetales, madera tallada, hueso y pluma, entre otras. Hay desde obras sencillas, cuya gracia radica justamente en su simpleza y economía en la resolución, hasta las inabarcables, barrocas, multicolores, que tan bien describen a ese fecundo país latinoamericano.

La diversidad de objetos que con esas técnicas fueron realizados, también contribuye al asombro. Recipientes de todo tipo, adornos de los más variados, baúles, candelabros, floreros, alhajas, máscaras, canastos, hamacas y demás, hablan de la funcionalidad incorporada al fenómeno estético.

Del mar de nombres y objetos, algunos pueden servir de ejemplo de la magnitud y calidad de esa gran exposición. La obra de Irma García Blanco, en barro modelado decorado, presenta un carácter abarrocado, en el que una única pieza abre un mundo de figuras, escenas y personajes. Tres jaguares de gran tamaño, obra de Alberto Bautista Gómez, causan asombro ni bien se ingresa a una de las salas.

La obra de Francisco Coronel Navarro también invita a detenerse largamente: el exquisito dibujo de un baúl con paisaje es un gran ejemplo de fusión entre el objeto de uso cotidiano y su embellecimiento a través del trabajo artístico. Tampoco falta el humor, que lo aporta, entre otros, Gabriel Pérez Rajón, con una pieza titulada Nacimiento en coche, en la que se ve a la Sagrada Familia en un vehículo moderno. Oscar Soteno Elías aporta también más que un grano de arena con su Árbol de la vida con calaveras, que realizado en 2012 conjuga la vida y la muerte por medio de una pieza cargada de elementos y sentidos. Lógicamente, la muerte encuentra en esa exposición muchas formas de ser representada.

En otros casos, las piezas transitan por caminos más próximos al arte más antiguo y tradicional, con pieza que parecen centenarias y no lo son. Tal es el caso de una pieza de madera tallada y estofada, que remite a la mejor tradición del arte religioso.

En conjunto, la exposición tiene algo de bazar surrealista: algunos elementos de cocina, por ejemplo, son de una originalidad y una delicadeza fuera de serie. Temáticamente (y físicamente) es enorme, y quizá el visitante se sature y tenga que volver otro día que quiere contemplar objeto por objeto con detenimiento. Algunas resoluciones del montaje, como una serie de piezas que solo se pueden contemplar a distancia, como una escena de gran teatralidad, suman motivos para visitar esta exquisita muestra, que también está siendo muy visitada por turistas.

Visitas guiadas y video para conocer más


Un par de elementos ayudan a conocer más sobre Grandes maestros del arte popular mexicano. Por un lado, un video de unos 20 minutos ofrece detalles sobre algunos de los artistas cuyas obras integran la muestra, permitiendo conocer de primera mano la relación entre el artesano y su arte. Por otro, las visitas guiadas, más exhaustivas, que recorren la misma entrando más en detalles, sala por sala. Las visitas se realizan en general por la mañana y conviene agendarlas previamente, al tel. 2916 93 60. Cuestan $ 100.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)