ARTE Y EXPOSICIONES

Arte que hace memoria de un pasado reciente

Con Diego Velazco, Premio Montevideo de Artes Visuales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Velazco: el artista con sus fotografías. Foto: Darwin Borrelli

El viernes pasado Diego Velazco fue premiado, de forma unánime por el jurado, con el primer lugar en la 48° edición del Premio Montevideo de Artes Visuales que volvió a realizarse luego de un impasse de 10 años.

Velazco ganó por su díptico Pluna, que se encontrará disponible para visitar en el Centro de Exposiciones Subte (Plaza Fabini) hasta el 24 de setiembre, de martes a domingo de 12:00 a 19:00 con entrada libre.

La obra, dos fotografías cuadradas en blanco y negro, se encuentra montada sobre estantes "a modo de archívese", dice Velazco, porque "es como un archivo de lo último que queda de Pluna", dice.

Cuando se anunció al ganador, un portal dijo que se premiaba a una obra sobre el escándalo de la aerolínea Pluna, aunque Velazco aclara que no es una foto sobre el escándalo, lo suyo es "un cuestionamiento como sociedad, ¿cómo llegamos hasta ese momento?", se pregunta el artista.

Para conseguir el efecto deseado, que la imagen se centre en las aviones y la naturaleza, eliminó digitalmente toda estructura arquitectónica, columnas, edificios y alambrado. Si bien confesó que no suele "tocar" sus fotografías, "en este caso me pareció que valía la pena. Las aeronaves y la naturaleza dan un mensaje muy claro, dan un ambiente irreal pero quedas colgado frente a la foto", dice Velazco.

Volvés a las fotografías en formato cuadrado.

—Mucho de mi obra son fotografías cuadradas porque me gusta mucho, me siento cómodo, tiene equilibrio y es más complejo que el rectangular, pero me gusta la solidez del cuadrado. Además, el blanco y negro despoja los colores para quedarnos con el concepto y el diseño.

—¿Por qué el tema Pluna?

—Estaba fotografiando las aviones, los estáticos que se llaman, porque me gustan. Y al verlo me digo, éste es el último avión que queda de Pluna.

—Con 50 años recién cumplidos y este premio, ¿cómo te ves en el futuro?

En Uruguay es difícil, pero me veo cada vez más dedicándome a esto y no tanto la fotografía comercial, que si bien la hago con gusto, ésto me da otro tipo de placer. Me gusta lo que conlleva desarrollar un proyecto, no solo por los lugares físicos, también los mentales. Disfruto mucho de ese camino y si bien es difícil de hacer, haremos lo imposible.

Con el dinero de este premio, 250.000 pesos, Velazco espera "terminar un proyecto sobre la migración, que no tenía la oportunidad económica para hacerlo", dice. Es que el tema de la migración le ha interesado desde que realizó un viaje a España. En 2013 realizó la serie Mar de Plata que consistió en fotos de la costa uruguaya y su intención es continuarla para "fotografiar la costa norte de España, para hacer algo simbólico de dónde salieron y a donde llegaron", dice.

El tema de la migración lo atrapó por su historia familiar, y una vez en España "me impactó ver mi misma sangre en Madrid. Ahí tomé conciencia que somos un brazo de la gente que se vino de España para buscar un mejor destino", dice.

Inquieto.

Desde que su padre le regaló una vieja cámara, Velazco hizo del hobbie de su padre, su profesión. Este año sus fotografías se podrán ver tanto en España (en una muestra junto a 10 colegas) como en Foto Lima, una de las mayores bienales, en Perú. "Me están pasando cosas buenas", dice.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)