Julio Bocca recibió ayer la Medalla Delmira Agustini

El argentino más querido en Uruguay

Los actos oficiales en ocasiones suelen ser algo fríos. No fue así el que tuvo lugar ayer martes 24 de noviembre poco después del mediodía en la Sala Balzo, del Auditorio Nacional Adela Reta, donde el Poder Ejecutivo otorgó la Medalla Delmira Agustini al director artístico del Ballet Nacional Sodre Julio Bocca.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Reconocimiento: Vázquez le agradeció a Julio Bocca su aporte cultural a Uruguay.

No faltaron aspectos que provocaran la emoción, no solamente del gran ex bailarín argentino que recibió el reconocimiento, sino también de buena parte del mucho público que colmó la sala. En realidad Bocca recibió una doble distinción, puesto que primeramente Sylvain Itte, Embajador de Francia en el Uruguay, le otorgó la Orden de las Artes y las Letras, distinción honorífica francesa instituida en 1957 y otorgada por el Ministerio de Cultura galo.

Al entregar la distinción, Itte no eludió hacer referencia a los recientes atentados ocurridos en París, afirmando que los terroristas no solamente quisieron matar a la democracia, sino también a las artes. Bocca, por su parte, al recibir la condecoración, agradeció remarcando el rol que cumplen las artes en la unión de los pueblos, así como la fuerte relación entre el BNS y la cultura francesa.

Renglón seguido el presidente Tabaré Vázquez entregó al artista argentino la Medalla Delmira Agustini, que Bocca también recibió con enorme emoción. "Justo tengo que hacer dos veces lo que no me gusta hacer, que es hablar en público, pero lo hago con amor", bromeó el director artístico del BNS, repasando algunos aspectos de los cinco años que lleva al frente de ese cuerpo estable del Sodre. Vázquez expresó que este galardón no solamente lo otorgaba el gobierno, sino todo el pueblo uruguayo, dada la obra que el maestro argentino ha realizado en el campo del ballet oficial, instituto que ha logrado, por ejemplo, convocar más de 75 mil espectadores en el correr del año pasado.

Otra nota de emoción la provocó la presencia de la murga Comodines, que desarrolla toda una acción social y artística vinculada con el trabajo con jóvenes y adultos con discapacidades. La agrupación, nacida en 2004, viene trabajando en diversas áreas vinculadas a la creación artística, incluyendo la dramaturgia, las escenificaciones, el maquillaje, y utilizando a la murga como un elemento de integración social para los discapacitados. Con 23 alumnos en un total de 34 integrantes, el colectivo se presenta como un ejemplo de conjunción entre lo artístico y lo social. Con la agrupación murguera cantando en escena culminó la ceremonia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados