Polémica

Acalorado debate sobre la compra del Museo Gurvich por parte del Estado

“En Uruguay se mira el vaso vacío”, afirmó la directora del Museo Vivian Honigsberg

Museo Gurvich
Museo Gurvich, un legado en debate. Foto: Fernando Ponzetto

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Varias críticas ha recibido el proceso que se está llevando a cabo para que el Museo Gurvich pase a manos del Estado, tanto en la prensa como en las redes sociales. Entre otros puntos, se cuestionó por qué el Museo Gurvich, y no otro, así como también si es necesario que el Estado uruguayo adquiera solo el acervo, o incluso el edificio de la Peatonal Sarandí.

El anuncio de una posible compra estatal del Museo Gurvich lo hizo la ministra de Cultura, María Julia Muñoz, el 10 de diciembre. De acuerdo a Búsqueda, el Estado recibió la autorización del Tribunal de Cuentas para comprar el edificio y la colección de más de 200 obras de Gurvich, por 2.800.000 dólares.

El jueves en la revista Galería, su directora, Adela Dubra escribió un editorial titulado “¿Es necesario que compremos el Museo Gurvich?”. Allí lanzó un “se podría pensar en algunas de las dependencias del Estado que están vacías (desde la Quinta de Batlle en Piedras Blancas, que está cerrada, a la Estación de AFE, que no pertenece al MEC, es cierto). ¿Por qué no un Museo Barradas? ¿O uno que tenga arte contemporáneo? ¿Por qué Gurvich y no Fonseca o Matto, si hablamos de discípulos de Torres?”.

Al respecto, Vivian Honigsberg, directora del Museo Gurvich, señaló: “¿Por qué Gurvich y no otro artista? Yo no conozco otros museos de otros artistas, abiertos, que estén buscando apoyo del Estado. Comentaban sobre Francisco Matto o Gonzalo Fonseca. ¿Dónde está el museo de Fonseca, o de Matto? No existen. Ojalá tuviéramos un museo de cada uno de ellos: el tema es que el Museo Gurvich ya existe, y funciona. Tampoco el Estado iba a comprar el acervo sin el edificio. En Uruguay siempre se mira el vaso vacío”.

Sobre el móvil que puede haber en las críticas, Honigsberg afirmó: “Yo entiendo que Uruguay pasa por un momento difícil, y se dice por qué ese dinero no se utiliza para otra cosa, en educación, o en seguridad. Tampoco sé si hay una mala intención detrás de todo esto. Por momentos me pareció que había una intención de campaña política, en contra del gobierno. Estamos en un año de campaña electoral. Pero es una impresión mía”.

La posición de Dubra tuvo eco en las redes sociales. “En la compra del Museo Gurvich lo que falta es transparencia”, tuiteó el senador y precandidato colorado, José Amorín Batlle. “En vez de gritar ‘no quieren a la cultura’, deberían informar a la ciudadanía, responder las preguntas y escuchar a los que saben”. Artistas como Dani Umpi y El empleado del mes también se mostraron contrarios en las redes sociales a la decisión de comprar el museo.

Otro de los puntos de debate del tema fue la posible relación que pudiera haber entre Florencia Astori (responsable de comunicación del Museo e hija del ministro de Economía, Danilo Astori) y la compra del Museo por parte del Estado. Al respecto, Florencia Astori, a través de Twitter, hizo frente a los comentarios y aclaró su posición al respecto.

Consultada por El País, Florencia Astori afirmó: “Me vinculan a mí por estar trabajando ahí, no hay otra razón. El proceso se está dando entre el MEC y la Fundación Gurvich, y yo no hago más que trabajar en el museo desde 2015. Yo no participé ni tuve nada que ver con la gestión. Porque la gestión la hace la Fundación, y yo trabajo en el museo, que si bien están relacionados, porque quien impulsó el museo es la Fundación, el proceso lo lleva a cabo la Fundación. En el Museo me encargo solo de la gestión cultural.”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)