TELEVISIÓN

Entre el archivo y los personajes

TV or Not TV es lo nuevo de Luis Rubio, o sea Eber Ludueña.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Personaje: el argentino conduce y actúa en "TV or not TV". Foto: Difusión

El creador del famoso personaje Eber Ludueña —un futbolista recio sin ninguna suerte como profesional pero con buenas anécdotas—, Luis Rubio, tiene añares en la televisión argentina.

Además de crear personajes como Ludueña (y otros como el publicista Ramiro Agujis, que tuvo varias temporadas en la web), Rubio ha conducido muchos programas , entre ellos varios "de archivo", esos programas que se valen de los registros de otros con fines memoriosos o divertidos, principalmente divertidos.

Ahora, Rubio vuelve con un híbrido entre esas dos vertientes de su despempeño como humorista y comediante: TV or not TV, que arrancó ayer a la medianoche por la señal de cable TBS, que está en el básico de Direct TV, y que va lunes, martes, jueves y viernes.

Mezcla de programa de archivo y también un espacio para que Rubio despliegue distintos personajes, TV or not TV, dura media hora y cuenta, además, con invitados.

"Es una idea mía", dice Rubio por teléfono desde Argentina. "Ya rodamos toda la primera temporada, porque es un programa con mucha post-producción, mucho truco. Hay sketchs y otras situaciones humorísticas, y en la mayoría intervienen imágenes de archivos. Son falsas situaciones, y ahí participan muchas figuras conocidas, desde el famosos argentinos al Pepe Mujica. Tratamos salirnos un poco de lo estrictamente argentino, aunque también hay muchas figuras que son muy fuertes acá",

Hacer equilibrio entre la conducción y la representación de personajes no es difícil para el comediante, en parte porque el programa ya está grabado, pero en parte también porque para Rubio, un conductor es también medio personaje, según lo que él dice: "Un poco es así. Uno se crea un personaje que se parece mucho a uno, pero en realidad no lo es. Uno arma un muñeco, exacerbando algunos rasgos (ríe). Pero también creé varios personajes nuevos para este programa, como un asesor de imagen de los famosos. O el "Abogado de la tele", que es un abogado riguroso, que prohíbe todo lo que se considera políticamente incorrecto. Y hay varios más".

—En Uruguay tuvimos un reciente debate acerca del humor políticamente incorrecto, a raíz de un certamen que premiaba a lo opuesto, el humor políticamente correcto. ¿Qué opina acerca de esta distinción?

—(Piensa). Es un tema delicado. Hay muchos tipos de humor, ¿no? Hay un humor político, está la picaresca a lo Francella, el humor negro, Benny Hill, que es más ingenuo... A mí me gusta el humor más blanco, medio absurdo. Un personaje como Eber no atacaba a nadie, sino que se denostaba a sí mismo, ¿verdad? Caiga Quien Caiga hacía un humor agresivo, pero en contra el Poder, y a la gente no le parecía mal, no se enojaba, porque estaba dirigido contra el corrupto. Qué sé yo... Para mí es imposible hacer humor políticamente correcto. El tema es a quién le pegás, quién o qué va a ser el blanco del chiste. El humor también es opositor. Porque no se puede hacer humor con las cosas que andan bien. ¿Sobre qué vas a hacer chistes en Suiza si ahí todo funciona y está en hora? Pero hay un rango enorme para trabajar. Le podés pegar a alguien, o podés pegarte a vos mismo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados