COLUMNA FARANDULEra

Vicky Xipolitakis es una chica oscura

Se ventilaron los trapitos sucios de la relación de la vedette con José Ottavis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Vicky Xipolitakis. Foto: @VXipolitakisOK

Yo pensé que no iba a venir más a hablarles de Victoria Xipolitakis y que después de todos los relajetes que se mandó, entre lo del avión y los pilotos y lo del noviecito amigo de Cristina Kirchner, iba a madurar.

¿Están viendo Educando a Nina en el 4? ¡Cómo me hace reír esa mujer! Hacía tiempo que no me reía tanto con una comedia argentina, desde la época de El sodero de mi vida me parece. Hay cosas que no me gustan, muy bocasucias los argentinos para la televisión, pero yo me mato de la risa.

Bueno, cuando la Siciliani hace de fifí yo pienso un poco en Xipolitakis, que no sé si tiene padre millonario y nunca entendí de dónde consigue el dinero para su gran vida. Pero es medio así, tontita, como que no entiende del mundo demasiado.

Pero ahora me vengo a enterar de que no sólo es así, rara, sino que es malvada. ¡Una bruja! Ángel De Brito, que siempre se las sabe todas, entrevistó a un muchachito que fue asistente de Xipolitakis. Él dice que ella no le pagaba, lo maltrataba y no sé cuántas cosas más.

Pero además ventiló los trapitos sucios de la relación de ella con José Ottavis, ¡que resultó todo un atorrante! ¿Se sigue usando la palabra “fiolo” o es del tiempo del ñaupa?

José se drogaba, tenía sexo con muchas mujeres, le daba plata a raudales a su novieta para figurar en la prensa y para tener relaciones sexuales... Todo eso dijo el asistente. ¿Ustedes se imaginan algo así cuando Moria Casán era la bomba sexual de Argentina?

Nooo, de ninguna manera. Estas cosas chabacanas son de estas épocas en las que todos son famosos pero en realidad no hacen nada de la vida. Porque a mí no me queda claro qué trabajo es el que hace Xipolitakis más allá de alguna obrita o de que la llame Tinelli, y Ottavis no sabe ni él cuál es el cargo que tiene. No sé en qué se ha transformado mi farándula querida, llena de estos personajitos feos. Ay, los años dorados, qué lejos me quedaron ya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)