TEATRO

El Notariado apuesta a distintos tonos de humor

Graciela Rodríguez y Franklin Rodríguez juntos en escena.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Graciela Rodríguez regresa al Teatro del Notariado. Foto: archivo El País

Dejar de trabajar para hacer lo que realmente uno quiere en cada hora del día. Esa es la consigna de Stop. Alguien tiene que parar, comedia cien por ciento nacional, que desde mañana se puede ver en el escenario del Notariado. Fue escrita y dirigida por Franklin Rodríguez, quien también estará en el escenario en un mano a mano con la actriz Graciela Rodríguez. La dupla de conocidos actores no se juntaba en un escenario desde El submarino, cuando fueron dirigidos por Omar Varela en el Teatro del Anglo en 1999.

En el escenario de la sala de los escribanos (Guayabo 1727), una pareja de clase media alta se reprocha no tener tiempo para ellos, para viajar juntos, para vivir la vida. Un día, cada uno de ellos tiene una audaz idea: abandonar el trabajo y sorprender al otro. Y de pronto quedan ambos sin trabajo, todo el tiempo juntos, cara a cara. ¿Serán esas las circunstancias perfectas para una convivencia ideal y llevar a cabo todos sus sueños? La respuesta se puede averiguar los sábados a las 21:00 y los domingos a las 19:30. Entradas en Abitab, desde $ 300.

Aunque ambos se apelliden Rodríguez, sus carreras son bien claras y distintas. Franklin ha abarcado toda la cancha de la creación escénica, desde la dramaturgia y la dirección hasta la interpretación. Graciela Rodríguez, por su parte, se ha dedicado con mucho empeño al unipersonal, buscando una comunicación bien directa con su público.

"Después de tantos años volvemos a trabajar con Franklin. Y nos divertimos mucho. A veces en los ensayos no sabemos cuándo uno está hablando a partir del texto, y cuándo sobre su vida. Yo me siento muy natural, muy cómoda trabajando junto a él: hay química. Nos miramos y ya sabemos qué está pasando", comentó a El País Graciela Rodríguez, quien los sábados a las 23:30 sigue saliendo a escena en el Undermovie con No seré feliz pero tengo marido, en la que toca el tema de la pareja desde otro lugar. "Estoy en un horario en que la gente muy, muy grande no va".

"Franklin es uno de los pocos autores con el que he trabajado, al que no le importa si tiene que cambiar algo del texto. Si le das un argumento y lo acepta, no hay problema. Y eso me parece genial, porque generalmente los autores son muy celosos de sus textos", afirma la intérprete, una figura que convoca mucho público, aunque no se la ve mucho en las compañías de teatro independiente.

"A veces la gente piensa que yo soy una actriz muy convocada por elencos, y no es tan así. Creo que es porque hay gente que no tiene interés de trabajar con una persona tan autoexigente como yo, y que a su vez le exige a los demás. Por eso en muchas de mis obras hice las producciones yo", puntualiza Graciela Rodríguez al ilustrar su relación con el mundillo teatral.

"Muchas veces tuve que encarar yo un proyecto, porque veía que no me llamaban. Y por otro lado, la convocatoria de público nunca se sabe de qué depende. De repente, hago un unipersonal y llena. Y he estado en obras como Esperando la carroza, con un elencazo, con brillante dirección de Omar Varela, y no tuvo el éxito que pensábamos", cuenta la actriz.

Junto a Stop. Alguien tiene que parar, otros espectáculos de humor se suman desde hoy a la cartelera del Notariado. Esta noche a las 21:00 se presentará Amigos eran los de antes, comedia de Daniel García con dirección de Alfredo Leirós. El elenco, integrado por Luis Orpi, Luis Jaurena, Enrique Peña y Julio Lachs, compone en el escenario la historia de cuatro amigos que comparten las horas previas al casamiento de uno de ellos. Entre enredos y mentiras, el espectáculo juega a plantear hasta qué punto la realidad no tiene mucho de imaginación. Va los viernes a las 21:00. Abitab, $ 430.

Y desde el sábado 29 de abril, el Notariado suma dos títulos más: Swingers. Intercambio de parejas cuenta la historia de Pablo, quien es capaz de cualquier cosa con tal de salvar su matrimonio, incluyendo meterse en el mundo del sexo grupal. Leonardo Pacella, Verónica Piñeyrúa, Nicolás "Firu" Fernández y Jimena Siri arman este divertimento que dirige Alfredo Leirós, y que irá los sábados a las 23:00.

También Dos en la carretera sube a escena el sábado 29. Con texto de Dino Armas, reúne a Virginia Ramos y Walter Rey, para contar el amor entre un viudo y una vendedora ambulante. Irá sábados a las 18:30 y domingos a las 17:00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Tags relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)