entrevista con martín bossi

“No se llenan teatros copiando”

El imitador argentino llega con su nuevo espectáculo a El Galpón

Martín Bossi
Martín Bossi. Foto: Marcelo Bonjour

Despierta desde el escenario una atracción especial, principalmente con las mujeres. Martín Bossi regresa el mes próximo a Montevideo, para ofrecer su último show Bossi Master Show, en el escenario principal de El Galpón. Y prueba de la adhesión que cosecha en el público uruguayo es que ofrecerá cinco funciones, que van diariamente desde el miércoles 15 al domingo 19 de noviembre.

“Es un show nuevo, que se desprende del anterior, es como la segunda parte, en la que hay una apuesta más grande. En la primera parte éramos cantantes, que mostrábamos un poco la historia de la música. Y ahora mostramos la historia de las bandas, las argentinas y las de afuera también. Hacemos Kiss, cosas de Rolling Stones, de Bob Marley. En este show la gente participa mucho más, le damos mucha más rienda al público. En el show del año pasado la gente bailaba lento: bueno, ahora actúan conmigo, hacemos todo un juego de una iglesia, una catarsis colectiva, y con el tema del celular la gente saca fotos”, adelanta el carismático artista, que sigue trabajando con éxito un formato que alterna el unipersonal y la banda en vivo, el teatro y la música.

“Volvemos a hacer un homenaje grande a los capocómicos, pero esta vez centrado en Porcel y Olmedo, no en los personaje de Álvarez y Borges, como hacíamos antes. Hay un trabajo muy grande de Carna haciendo al Gordo Porcel. Y en este abrir las puertas de cielo, hay un tributo a los ángeles de la música: Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta. Es un espectáculo que es una experiencia. Es muy difícil de contar. Hay diez músicos en vivo, tres cantantes, es un show grande, dinámico”, explica el actor argentino. Las entradas están en Tickantel, a $ 3000, $ 2400 y $ 1800.

-¿Cómo sentís que opera en el espectador ese registro, que ustedes hacen la banda que no son, y al actor que ya falleció, como el caso de Olmedo?

-Sí, son cosas que ya no podés volver a ver. Verlo a Bob Marley en vivo con las Wailers, ver a Prince en vivo, o a Jim Morrison, o al Porto Rodrigo. Es volver a traerlo. Volver a ver cosas que hoy no son posibles, pero que nos han hecho tan bien. Pero también a otros artistas como Stevie Wonder, o Mick Jagger. Es recrear situaciones, traerlas por un ratito. Eso estimula a la gente: cuando la gente va al teatro, me gusta estimularla. Que se lleve lindas canciones, lindos momentos. En Argentina estamos pasando un momento de división muy grande. Hoy el pueblo está dividido, y este es un espectáculo en el que el público está muy junto, participando todos muy fuerte en lo mismo.

-Mencionaste al Potro Rodrigo. ¿Te han dicho que tenés algo de él?

-Puede ser, me lo han dicho. Físicamente, y uede ser que tenga una energía parecida a ese tipo de persona. Más allá de eso, tengo esa habilidad para copiar. Pero con eso no alcanza. Uno no llena teatros porque copia. No se llenan teatros copiando. No se puede subestimar tanto a la gente.

-¿Tus videos en la web te llevan espectadores al teatro?

-Mucho. Han potenciado mi carrera. Y sobre todo afuera: a partir de eso me han llegado muchas propuestas de España, de Estados Unidos. Fijate que yo no hago televisión desde hace 10 años, y acá en Uruguay, por ejemplo, cuando hago de Messi, o de Suárez, vuelvo a estar presente en la gente. Hoy Internet, y todo el tema de los virales, es una forma de hacer tele. Mundialmente, porque no tiene fronteras. Y no tenés que esperar que el canal haga la emisión.

-¿Cómo ves la tele argentina hoy?

-Es una buena tele, pero cambió el contexto, cambió para quién está dirigida. Los chicos no miran tele. Hubo una mutación, y los canales cuentan con un bajo presupuesto. Tienen que ser más ingeniosos. Pero la tele es un elemento necesario, creo que no va a morir nunca.

-¿Cómo es tu equipo con el que hacen los videos?

-Emilio Tamer, que además es el director de este show, es el que hace contenidos. Y tenemos un equipo de caracterización, que saca máscaras rápido. Trabajamos con latex, aunque también ya estamos haciendo contenidos sin máscara, tipo comedias. Más que personajes elegimos situaciones.

-¿Cómo es un día tuyo?

-Me levanto a las ocho. A las nueve hago una hora y media de tenis. Me baño. Piano, luego canto. Después terapia, e inglés. Y todo así. Porque por ejemplo, en Bossi Master Show yo arranco tocando el piano, con Music, de John Miles. Esa canción me costó dos años. El director marcó que el espectáculo arranca con yo solo tocando el piano, sin la banda. Entonces, empecé a estudiar piano, y le tomé el gusto. Un showman tiene que saber tocar al menos un instrumento.

-¿Sos de comprarte mucha ropa?

-Soy coqueto, me gusta comprarme ropa. Ahora tengo una marca que me viste, pero me gusta ir al shopping, me gusta comprarme mucha ropa de deporte. La remerita ajustada de tenis, como Nadal. No tengo un estilo, me compro lo que me gusta. No tengo una coherencia para vestirme. Tampoco arriesgo mucho: jean, camisa celeste, campera de cuero. Cuando era más chico me gustaba transgredir con la ropa. Ya soy un muchacho grande para andar haciendo boludeces.

-¿Y te gustan los buenos autos?

-Soy muy básico. Aunque tengo un auto lindo, me di el gusto. Mi papá tenía una furgoneta vieja, Mercedes, y siempre me decía, ‘negrito, si te va bien en la vida, subite a un Mercedes’. Y me di el berrinche: tengo un Mercedes, del 2013. Me di el gustito: esa cosa de pibe de barrio... Pero soy re cagón con la velocidad. Ni en pedo me subo a una moto. Toda mi locura está en el escenario.

-¿A vos qué tipo de mujer te gusta?

-Hoy, a mis 42, me seduce la inteligencia, y la bondad. A los 30 no me pasaba: les miraba otras cosas a las mujeres. Acá en Uruguay son hermosas. Si era amor, me enamoré siete veces. Si no era, no me enamoré ninguna. Y todas las veces que me enamoré fueron frustraciones. Y cada vez que me separé, dije nunca más. Después volvés a caer. Me he enamorado mucho de mujeres muy inestables. Quizá por mi miedo a comprometerme. Que ella tuviera una inestabilidad me daba como una esperanza de que se vaya. Me han seducido mucho las artistas, he caído mucho en eso. Hoy trato de no consumir tanto, ese tipo de... drogas, en el buen sentido, entendámonos.

perfil

Bossi con un show a su imagen y semejanza

“Me considero un curioso. Soy de profesión curioso. Si tengo que utilizar la actuación, o la comedia, las uso. Si tengo que utilizar la imitación como una herramienta, también. Y también uso la danza. Bossi Master Show es un espectáculo en el que la danza, el canto, la comedia, la comicidad, la imitación, están a la orden del show. Y utilizamos el monólogo, el stand up, porque hay gran parte del espectáculo que estoy solo en el escenario”, resume el actor, quien se formó en actuación en la escuela de teatro de Víctor Laplace, donde obtuvo su título en 2000. En 2005 el actor ingresó en el elenco de Marcelo Tinelli, y allí fue ganando fama, principalmente a través de sus imitaciones. Esa fue la plataforma de despegue hacia sus espectáculos propios, con los que lleva convocados miles de espectadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)