SODRE

Doreen Ibarra: Julio Bocca "quería que se solucionaran las cosas rápido”

El presidente del directorio del Sodre afirmó que el director artístico renunciante “venía con un ímpetu muy importante" pero "en un Estado burocrático como este, no se puede comprar un micrófono del día a la noche".

Doreen Ibarra, presidente del Sodre. Foto: Ariel Colmegna.
Doreen Ibarra, presidente del Sodre. Foto: Ariel Colmegna.

Doreen Ibarra, presidente del Sodre, dijo que la institución "está trabajando normalmente. Esto significa que no hay ningún tipo de conflicto, no hay paralizaciones de ningún cuerpo estable ni nada por el estilo. Tenemos la grilla del cuerpo estable completa".

En declaraciones al programa Suena Tremendo de El Espectador, el jerarca dijo que Julio Bocca, el director artístico renunciante del Ballet Nacional del Sodre (BNS), "favoreció al ballet” y "se le dieron todas las herramientas para que pudiera funcionar adecuadamente".

"Si el sistema cultural o político no hubiera avanzado en algunas soluciones a esta altura, el ballet seguiría siendo el mismo que en 1989”, manifestó Ibarra.

En este sentido, indicó que Bocca “venía con un ímpetu muy importante y quería que las cosas se solucionaran rápido y en un Estado burocrático como este, no se puede comprar un micrófono del día a la noche. Hay que hacer un trámite, si tiene mayor valor hay que ir a un pedido de precios o a una licitación y eso puede llevar semanas y semanas".

El jerarca afirmó que "lo que se hizo, pero con un control estricto, fue autorizar compras que en siete días estaban concretadas y si era urgente en 24 horas lo estaban”.

En su comparecencia ante la Comisión de Educación y Cultura de Diputados, el presidente del Sodre manifestó que "a Bocca se lo mimó como a un niño que lo tienen entre algodones”. Sobre estas declaraciones, aclaró que no quiso "ofender" al director del BNS, sino que “lo estamos protegiendo en todo lo que él solicita si está dentro de lo constitucional y si tenemos los recursos".

"En 2016, (Bocca) plantea un cansancio, quería tener aire, oxígeno, quería hacer visitas al exterior del país, atender mejor a sus amistades y a su pareja, quería disfrutar. Él vino y planteo´la renuncia. Yo tuve una conversación mano a mano con él y le pedí que pase la renuncia a 30 días de licencia. Aceptó, se fue a Italia y no se habló más de la renuncia", contó el jerarca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)