TEATRO

Dani Umpi llega a las tablas del Solís

Historia del artista uruguayo en manos de argentinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La historia de un chico ante la burla de los demás: "El vestido de mamá". Foto: Difusión

El arte de Dani Umpi no tiene límites: en noviembre llegará al Teatro Solís una obra de su autoría, a cargo de un grupo teatral argentino, bajo dirección de Gustavo Tarrío. Se trata de El vestido de mamá, que basado en un relato del escritor, performer y artista plástico uruguayo, se verá en la Sala Zavala Muniz el miércoles 29 y jueves 30 de noviembre a las 20.00. Las entradas ya están a la venta en Tickantel, a $ 250.

"Yo lo conocía a Dani de otros trabajos anteriores, pero no conocía ese texto. Y el año pasado, mediante el Centro Cultural Rojas, que depende de la Universidad de Buenos Aires, me convocaron para adaptar ese cuento. La curadora de un ciclo Proyecto Familia (destinado a pensar los distintos modos de familia) me convocó para versionarlo, y nos pusimos a trabajar en eso", explica Tarrío sobre el origen de esta obra que saltó del libro a las tablas.

El cuento es sencillo: es la historia de un chico que juega en su casa en soledad, y encuentra un vestido de fiesta de su madre. Juega a escondidas, fantasea, imagina que es distintos personajes, hasta que un día sale a la calle a jugar con el vestido, todo brillante. En la plaza trata de jugar al fútbol, pero sus amigos se ríen de él. Vuelve a su casa llorando, y sus padres descubren la aventura del chico. "Y es muy contenedora esa situación: los padres entendiendo que el niño tiene un mundo propio", sintetiza el director.

"Dani me hacía la observación que los papás de la obra no saben exactamente qué hacer. No tienen respuestas para todo. Eso es muy lindo del cuento, ver cómo los padres respetan ese lugar de exploración del hijo. Finalmente se presenta una situación muy amorosa entre ellos tres", puntualiza Tarrío.

"Más que una obra para niños, es un evento para compartir con niños. Decimos que es una obra para todas las familias, pensando también en las familias monoparentales, familias con papá y mamá, o con dos papás, o con dos mamás. Y la obra habla muy directamente con los adultos que tienen niños a cargo", dice el artista,

El lugar que tienen en el cuento las ilustraciones, en el espectáculo lo ocupan las canciones, que fueron hechas por Tarrío junto a Guadalupe Otheguy y Pablo Viotti, quien además es el pianista que está en escena, y un personaje agregado en la ficción, una especie de amigo invisible del niño. "Este montaje lo hicimos muy rápido, en parte porque los tiempos lo requerían, y lo tuvimos que cuajar con gran velocidad. Pero de alguna manera todos sabíamos cómo hacerla. Todos evocamos situaciones de la infancia, y todo surgió como muy naturalmente", explicó a El País Gustavo Tarrío.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)