Entrevista

"Me da pudor hacerme la sexy"

Una charla con Lizy Tagliani, la actriz y mediática argentina que el sábado 18 estará en el Teatro Metro

Lizy Tagliani
Lizy Tagliani viene a Uruguay con su show "Liberate". Foto: Fernando Ponzetto

Irrumpió hace tres años en los medios argentinos y desde entonces ha sido un boom, participando en los programas más importantes de la televisión como Showmatch y Susana Giménez. El próximo 18 de noviembre llega al Teatro Metro con Liberate, (entradas por Abitab desde 1.000 pesos) un espectáculo donde cuenta algunos momentos de su vida y explota su capacidad para reírse de ella misma.

—¿De qué se trata Liberate?

—Es una recopilación de las mejores historias de mi vida. Los momentos que le divierten a la gente, porque la intención es que se rían y pasen un buen rato. Y a través de eso contar mi historia, que sin querer refleja al otro y me produce un placer enorme cuando esas historias la vivieron otros. Siempre pensé que para ser travesti tenías que vivir cosas que nadie más vivió, y cuando contás tu vida entendés que mucha gente vivió lo mismo que yo. No viví diferente a nadie.

—Pero tuviste el apoyo de tus padres y eso marca una gran diferencia.

—Mis padres han sido la base. En las cosas que cuento como gracia sobre las situaciones traumáticas o discriminatorias que he vivido, el apoyo de mis padres hace que lo vea desde otro punto. Eso fue gracias a mis padres, que encima no habían estudiado. No eran psicopedagogos, era una mucama y un carnicero, que ni siquiera era mi padre biológico. Me podía haber mandado de una patada al Chaco con mi mamá y sin embargo decidió apoyarme. Tenía gestos únicos.

—¿Contame un ejemplo?

—Cuando era chica me ponía unos pantalones bien arriba que me apretaban. Al reparto de la carnicería un día llega un chico nuevo que no me conocía y se burló de mí, y mi papá se subió igual el pantalón y atendió todo el día así. La gente nos miraba a los dos, era un genio.

—¿Cómo era Lizy en 2013, antes de la fama?

—Igual que ahora, toda esta gracia la hacía en asados, cumpleaños y en la peluquería ni hablar. Ahí me divertía a lo loco con las viejas y las jóvenes, me hacían de todo y yo a ellas. Siempre la pasé muy bien. Con Nicole Neumann también, la amo y es mi mejor amiga. Aunque a veces no esté de acuerdo, mi función es acompañarla, porque la quiero mucho y cada cual tiene todo el derecho de equivocarse.

"Me gustaría hacer algo dramático, de texto. Tengo propuestas pero la gente me dice 'queremos que seas vos'. Pero me gustaría hacer de una inválida resentida o que tuvo un hijo y lo regaló, algo que tenga un texto y que no lo pueda acomodar con mis palabras"

Lizy TaglianiSobre sus aspiraciones como actriz

—¿Así que se puede tener amigas en la farándula?

—Creo que sí. No sé si es amistad, pero todos los medios me tratan bárbaro y tengo amigas en el medio, Connie Ansaldi, Nicole, Jorge Ibáñez era un divino y Santiago del Moro es como un hermano/amigo.

—Cambiando de tema, ¿cómo es Susana fuera de las cámaras?

—Es una persona espectacular. Me llegó como un premio y poder entrar todos los domingos a su camarín para chusmear, porque lo que menos hacemos es hablar de lo que vamos a hacer. Descubrí a un ser encantador, superatenta y generosa.

—Así que el sketch que hacen es improvisado.

—Sí, totalmente. Nos ponemos a hacer una especie de entrevista y yo estoy con anteojos porque no me quieren poner un auricular para que no esté presionada por lo que me digan. Me guío por el instinto y lo que va pasando en el momento. Y algún detalle que se nos pasa, me lo escriben en una pizarra, pero después es lo que surge.

—Dijiste que trabajar con Tinelli es como abrir la heladera de su casa y que la gracia está en saber qué servirse.

Lizi Tagliani
En su espacio en el programa de Susana Giménez, Lizy recibió a los Midachi

—Sí, y agarrarte lo que vas a comer. Porque en esto de la fama hay mucha gula y querés acaparar todo y te convertís en una superestrella y se termina en un segundo. En mi caso es distinto, porque llegué de casualidad, pero hay gente que trabaja toda la vida para estar en televisión y cuando llega, la caga.

—¿Y vos cómo sos?

—Muy trabajadora, muy justiciera y a la vez desfachatada.

—¿Qué cosas no te gustan?

—Lo que siento no está bien, como las drogas. No solo no me gusta, no lo tolero y no me gusta que le pase a nadie de mi entorno y esa vela no se la sostengo a nadie. Hay cosas que no negocio y no me gustan. También me cuesta, aunque lo que me gustaría sería visitar las cárceles. Quiero, porque me doy cuenta que sería una motivación para algunas chicas, pero no puedo separar el delito de la persona. Quiero sacarme eso porque es un prejuicio feo.

—¿Creés que Cris Miró o Florencia de la V ayudaron a que hoy puedas estar en los medios?

—Claramente que sí. Soy Lizy desde 1983 y ellas particularmente no me abrieron ninguna puerta, las fui abriendo sola, porque antes que ellas fueran populares ya tenía un trabajo y abrí mis puertas. Pero ellas abrieron una puerta para muchas, pero no eran mi inspiración. De hecho, creo que soy más grande que las dos juntas. De chica no tenía fascinación con la tele, las vedettes, o la revista. Además, nunca tuve la necesidad de estar desnuda arriba del escenario.

—¿Sos tímida o pudorosa?

—Me pasa que me da pudor hacerme la sexy. Obviamente lo he sido porque estuve en pareja. Pero el sexo es algo muy mío y no me gusta compartirlo. No hablo de mis relaciones porque creo que mi vida íntima es solo mía y siento que no le tengo que dar explicaciones a nadie sobre lo que tengo debajo de la bombacha. No tengo ni una cosa de hombre, lo que no significa que no lo sepa y me divierta con eso.

—Generás humor usando tu voz masculina, ¿te ha traído situaciones negativas?

—Ha generado en algunos momentos, como hablar de mi bigote o que me llamo Luis, pero no me preocupa. Aunque si lo hago no tienen por qué hacerlo las demás chicas trans. A mí me podés pedir mi gracia, pero a otra chica puede odiar que le recuerdes que fue un chico o no quiere hacer bromas con su género y está bien. Eso es lo que tenemos que entender.

—¿Ya sabés en qué obra vas a estar este verano?

—Estoy preparando una comedia para Mar del Plata con un elenco divino que espero que el año que viene pueda cerrar la temporada en Montevideo. Tengo propuestas para hacer otras cosas y voy viendo.

—¿Qué te gustaría hacer en televisión?

—Me gustaría hacer algo dramático, de texto. Tengo propuestas pero la gente me dice “queremos que seas vos”. Pero me gustaría hacer de una inválida resentida o que tuvo un hijo y lo regaló, algo que tenga un texto y que no lo pueda acomodar con mis palabras. Toda mi vida acomodé todo con mis palabras, desde los exámenes en el colegio. Quiero algo que me exija. Capaz que no sirvo, pero quiero probarme.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)