bailando

Laurita Fernández recibió dos cero, y su madre explotó

Junto a Fede Bal, la bailarina consiguió el peor puntaje de su historia en el certamen. 

Laurita Fernández y Fede Bal
Laurita Fernández y Fede Bal en acción

Nadie podía anticipar que en el Bailando por un sueño del lunes, la popular pareja compuesta por Federico Bal y Laura Fernández recibiría un puntaje terriblemente bajo. Ambos se presentaron en el ritmo libre y le anticiparon a Marcelo Tinelli que harían una coreo muy arriesgada desde lo técnico. El baile estaría enmarcado en la utilización de un croma, o sea, de una pantalla verde (y de algunos bailarines enfundados en un traje del mismo color) sobre el que se proyectarían imágenes que harían del número una fantasía solo posible a través de trucos visuales que nunca se suelen hacer en vivo, sino en post-producción. La explicación generó algunas dudas, pero igualmente ambos se sumergieron en una coreo muy original que lamentablemente no dio los resultados esperados.

Ángel de Brito notó que el número fue una especie de "choreo" y dijo que no le gustó porque se "veían todos los trucos y no estaba bien logrado". Federico respondió que ellos eligieron tomar un riesgo muy alto, y De Brito comentó que con esa coreo "se mandaron a la cornisa solos" (0). Carolina "Pampita" Ardohain valoró la originalidad, pero criticó el tipo de imágenes que aparecían en el croma por ser "infantiles", y agregó que una cámara tomándolos en un plano fijo derivó en que todo resultara bastante "estático" (voto secreto). Moria Casán opinó que no "vio entretenimiento" y mostró muy poco entusiasmo (4). Por último, Marcelo Polino sentenció que la pareja a veces "toma decisiones equivocadas" y que trabajar un feriado para ver "ese disgusto" es algo que no está bien (0).

Luego del puntaje, Marcelo Tinelli dio su opinión, algo que sucede muy pocas veces, y les aconsejó hacer eso en post-producción porque en vivo es muy difícil. Luego Polino volvió a meterse y les dijo "la soberbia los mató".

Pero en ese momento tomó un micrófono Inés, la madre de Laurita, que defendió la performance de su hija. Ante la incomoda mirada de la bailarina, su madre no tuvo problema en discutir de igual a igual con los miembros del jurado y les dijo que el baile había sido excepcional. Y cuando la mujer parecía decidida a retirarse, no dudó en enfrentarse incluso a Gladys la bomba Tucumana , que estaba en el piso opinando en contra de Bal y Fernández. De esa manera, Inés se reveló como una experta en el arte de discutir, y en una gran defensora de su hija.

Luego le tocó el turno a Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini, que presentaron un homenaje a la serie Vikings. Ángel de Brito consideró que fue un error que el baile lo abriera Paladini, y remató diciendo que fue todo "demasiado simple para un ritmo libre" (5). Pampita felicitó a la dupla, pero remarcó que desaprovecharon al equipo de bailarines que los acompañó (voto secreto). Por su parte, Moria opinó que ambos son "modernos, sin olor a naftalina" y que le gustó "no ver trucos" (9). En el cierre, Marcelo Polino consideró que la coreo "quedó a mitad de camino" y exclamó que le faltó más espectacularidad (5).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)