Tras las denuncias

Así es la clínica para adictos al sexo en la que se tratan Kevin Spacey y Harvey Weinstein

¿Qué pasa con los poderosos de Hollywood después de ser acusados públicamente de abuso sexual? Algunos eligen tratarse en un centro especializado en adicciones. 

Kevin Spacey y Harvey Weinstein. Foto: Agencias
Kevin Spacey y Harvey Weinstein. Foto: Agencias

En octubre de este año Harvey Weinstein fue acusado públicamente de abuso sexual y violación por 80 mujeres de la industria cinematográfica. Más tarde, en el medio de otras acusaciones, el actor de Star Trek: Discovery, Anthony Rapp, denunció a Kevin Spacey por haberlo acosado sexualmente en una fiesta cuando él tenía 14 años. Así, las carreras de los dos fueron barranca abajo. 

A partir de Weinstein y a diferencia del silencio reinante durante todos estos años, este último mes contagió de coraje a muchas víctimas que no dudaron en denunciar estas conductas sexuales. El último caso sacado a la luz por The Hollywood Reporter es el del actor Tom Sizemore, quien en 2003 habría abusado de una actriz de 11 años. 

¿Pero qué pasa con estos actores, productores y directores después de las acusaciones? Spacey y Weinstein fueron separados de sus trabajos, y ambos eligieron la misma clínica para recibir tratamiento por lo que diagnosticaron como adicción sexual.

El periódico español ABC informó que la clínica The Meadows, ubicada en Arizona, Estados Unidos, y que fue la elegida por ambas figuras, cuesta 36.000 dólares al mes. Es el mismo centro en el que, por diferentes motivos, estuvieron famosos como Selena Gómez, Kate Moss o Tiger Woods. 

"Los hombres son guiados en su viaje de recuperación al examinar las causas subyacentes de la adicción y los trastornos concomitantes", describen en la web de The Meadows, y además resaltan la seguridad y tranquilidad del centro que busca que los pacientes encuentren "coraje para enfrentar problemas difíciles, incluidos el dolor y la pérdida; sanar de un trauma emocional; y ser responsable de sus propios sentimientos, comportamientos y recuperación".

ABC también describió las actividades que realiza en este caso Kevin Spacey, desde caminatas por el "círculo de la serenidad" a yoga, paseos a caballo y piscina. Además, como dato curioso, los pacientes deben llevar siempre consigo un animal de peluche. 

¿Las restricciones? Hay horarios que cumplir, y no hay acceso ni a celulares ni a internet.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)