CLÁSICA

Un virtuoso violín muy bien acompañado

Crítica del concierto de la Orquesta Sinfónica del Sodre, el pasado 18 de noviembre

Orquesta Sinfónica del Sodre. Foto: Sodre
Orquesta Sinfónica del Sodre. Foto: Archivo

La Ossodre, al frente del director alemán Walter Hilgers, inició la audición con el hermoso "Concierto para violín y orquesta" de Felix Mendelssohn, teniendo como solista al reconocido violinista italiano Domenico Nordio. Esta obra fue estrenada por el violinista Ferdinand David el 13 de marzo de 1845 con la Orquesta Gewandhaus de Leipzig, bajo la conducción del compositor danés Niels Gade.

Nordio demostró estar dotado de una musicalidad temperamental muy vigorosa, que sabe expresar violinísticamente, mediante una peculiar manera de tratar las frases a las cuales confiere una calidad cantante, afinada y precisa; una perfecta articulación aun en los pasajes más difíciles y por sobre todo, una bella sonoridad mantenida a través de todas las gradaciones de volumen.

Su digitación, siempre segura, así como el juego excelente de su arco, le permiten resolver con absoluta comodidad todos los problemas expresivos. Poseedor de una sólida escuela instrumental que se puede apreciar en su técnica tan precisa como desenvuelta, su pulcritud y seguridad no se imponen al oyente como el fruto de un penoso esfuerzo, sino más bien como algo natural y espontáneo.

El Concierto de Mendelssohn fue vertido con una claridad y una frescura realmente digna del mayor elogio. El público le tributó ovaciones de extraordinario entusiasmo, y el violinista agradeció ofreciendo como bises dos obras de Johann Sebastian Bach.

El acompañamiento orquestal que brindó Hilgers fue eficaz, contribuyendo notablemente con la labor del solista. En la segunda parte se escuchó la "Sexta Sinfonía" de Bruckner. Se trata de una sinfonía de amplias dimensiones, aunque el volumen de los recursos puestos en juego, así como su duración misma, se justifican por el mandato de una auténtica necesidad expresiva.

Toda ella está coloreada con el matiz de lo poético. Posee momentos de clímax masivos, melodías encantadoras, impulsos poderosos y bellas armonías. Los procedimientos rítmicos proveen el andamiaje que unifica, de la manera más intrigante y original, las melodías, armonías y texturas de la obra. La interpretación que brindó Hilgers resaltó las acentuaciones rítmicas características de esta sinfonía, con un dinamismo espléndido en el cual pudo apreciarse una notable identificación del director con el espíritu del autor. Muy merecidos fueron los numerosos aplausos que recibió el maestro alemán, al haber logrado un resultado tan convincente no obstante los escasos ensayos que tuvieron.

FICHA

Orquesta Sinfónica del Sodre

Director: Walter Hilgers. Solista: Domenico Nordio. Programa: Concierto para violín y orquesta op.64 de Félix Mendelssohn, y Sinfonía nº 6 de Anton Bruckner. Dónde: Auditorio Nacional del Sodre. Cuándo: 18 de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)