MÚSICA

Viajero que trae experimentación y compromiso

El argentino Ezequiel Borra llega mañana a la Sala Hugo Balzo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ezequiel Borra. Foto: Hernán Gulla

A pesar de la cercanía y de lo influido que reconoce estar por la música uruguaya, Ezequiel Borra no ha tenido demasiadas oportunidades de tocar de este lado del río. Vino una vez, hace mucho, como músico de Juana Molina, y en un par de ocasiones con este proyecto solista que tiene.

"La última vez fue increíble, tremendo", recuerda en charla con El País antes de volver a Montevideo. Mañana se presentará en la Sala Hugo Balzo del Auditorio del Sodre, en el marco del ciclo Música que viaja. El show es a las 21:00 y las entradas están en Tickantel y boleterías a 350 pesos.

"Va a ser un concierto muy directo, muy crudo, porque voy solo con mi guitarra", adelanta. "Ahora siento que estamos en la puerta de la posibilidad de empezar a ir todos los años. Hacía rato tenía ganas de empezar una relación más estrecha con esa tierra, principalmente porque estoy muy influenciado de la música de ustedes. No tanto por la moderna pero sí por la clásica, principalmente Eduardo Mateo", explica el músico. De hecho, acaba de compartir escenario en Argentina con Martín Buscaglia, y en su último disco, llamado Lo peor, tiene como invitado a Leo Maslíah, con quien empezó estudiando.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Lo peor será una referencia para el concierto de mañana, "pero aprovecho para tocar otras cosas", explica.

—Este último disco tiene un personaje que es un inadaptado. ¿Qué te llevó a eso?

—(Se ríe) Está bueno decirle así. Es el personaje del hombre sonámbulo, que representa al hombre enajenado que somos los que vivimos en las metrópolis con una soledad de peor calidad. A partir de perder el contacto con la esencia, el sonámbulo sabe que está dormido, se quiere despertar y todas las canciones tienen que ver con esa consciencia de la inconsciencia. Transitan desde ese lugar lo peor, con acidez, pero hablando de la corrupción interna más que la que vemos afuera.

Con Lo peor Borra, que es un músico urbano y experimental que hace de cada composición todo un trabajo artesanal, tiene la intención de sanar, de "sacar para afuera para fluir".

En esa misión, grabó con internos del Hospital Borda, asistentes al taller de música del Hogar Padre Mujica de la Villa 31 y alumnos del colegio Casto Munita. "Quizás en un punto los consideramos inadaptados, pero el sistema es tan cruento que a veces los que se quedan afuera son los que son más puros. Ahí fui yo a grabar un corito", dice Borra, antes de traer esa experiencia a Uruguay. "Pero por ahora siento que me llevé mucho más de lo que yo les di".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)