MÚSICA

Un venezolano que dirige al son de la bossa nova

Tristeza Não Tem Fim mañana, gratis, en la Sala Zitarrosa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El maestro venezolano dirigirá una selección de clásicos del Bossa Nova en la Zitarrosa. Foto: M. Bonjour

Luego de presentarse ayer en la sala Florencio Sánchez del Cerro, mañana la Banda Sinfónica, bajo la dirección del maestro venezolano Alberto Vergara, se presentará el espectáculo musical Tristeza Não Tem Fim en la Sala Zitarrosa.

Será mañana a las 18:00, con entrada gratuita y donde se homenajeará a los principales exponentes de la bossa nova. Un género musical popular de Brasil surgido a finales de los años cincuenta como una derivación del samba y que tiene gran influencia del jazz.

El espectáculo que la Banda Sinfónica presenta esta noche "es un espectáculo precioso y tengo la fortuna que la banda me invitó a dirigir un repertorio de compositores importantes como Vinicius de Moraes, João Gilberto o Tom Jobim", dijo el maestro Alberto Vergara.

"Y la recopilación del material es una selección muy delicada que tiene mucha fuerza, manteniendo esa delicadeza", dice. Se trata de una selección musical diferente del especáculo que presentó el año pasado la Sinfónica, Son del Caribe, donde se hacía un recorrido por géneros como la salsa y el samba.

Como sucedió ayer, el espectáculo de mañana será con entrada gratuita (hay que ir temprano para asegurarse el asiento), y esto facilita "estar presente para mucha gente", dice el venezolano.

Esta Tristeza Não Tem Fim "es una experiencia extraordinaria", dice Vergara, quien se siente como pez en el agua dirigiendo la Sinfónica, con la que ha establecido una "instancia donde nos comunicamos a partir de las muchas cosas que tenemos en nuestra historia juntos", dice. Eso les permite "crear y recrear a partir de lo que hemos hecho", y para Vergara el poder compartir el escenario con la cantante Lucía Ferreira, es extraordinario. "Es una chica joven con mucho talento y muy comprometida. Domina y disfruta el repertorio y la unión entre todos nosotros", dice.

Carrera prestigiosa.

A lo largo de su carrera, el maestro Vergara ha estado junto a importantes figuras de la música, tanto clásica como popular, y él se siente afortunado, "porque forma parte de la experiencia que tuve en la Sinfónica Simón Bolívar".

En su Venezuala natal compartió escenario junto a Luciano Pavarotti y Zubin Metha, por nombrar dos casos. "Eso me dio la oportunidad de tocar además con Roberto Santarrosa o Celia Cruz. Así pude entender la grandeza de los grandes artistas y la humildad de ellos", dice.

Durante el 2015 estuvo a cargo de la dirección artística y musical de la Orquesta Juvenil del Sodre donde dirigió el espectáculo La Juvenil en su Salsa, un concierto inédito que fusionó la música tropical latinoamericana con la música sinfónica, y tuvo la participación de los cantantes Lucas Sugo, "Fata" Delgado, Marihel Barboza y Gerardo Nieto. Y desde 2015 se encuentra al frente de la Banda Sinfónica, con su primer concierto en enero del año pasado.

—¿Qué hace cuando extraña comer arepas?

—Eso es lo que más se extrañan, los sabores. La manera de cocinar y los ingredientes. Si bien hay ingredientes particulares que dan ciertos sabores a esa misma fruta que aparece aquí, la cocina es lo que más añoro cuando estoy fuera de mi país. Pero parte de la tradición o del cambio ha sido favorable: sigo haciendo música y sigo compartiendo mi experiecncia con niños, ya que me gusta mucho el trabajo pedagógico a través del hecho de hacer música.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)