megamontaje

Todas las artes evocarán la historia de La Cumparsita

Mañana se presenta en el Centenario El delirio, un desafío de producción para la plaza del espectáculo uruguaya

El delirio
El delirio, en un ensayo. Foto: Fernando Ponzetto

Ayer quedaban menos de 400 entradas (todas en el Anillo Tres, en Abitab) para el megaespectáculo El delirio, que mañana a las 21.00 se presenta por una sola función en la Tribuna Olímpica, del Estadio Centenario. Con más de 16 mil entradas vendidas, y todas las localidades vip agotadas, hoy se están ajustando los últimos detalles para este homenaje a La Cumparsita, a un siglo de su nacimiento.

El espectáculo conjugará música en vivo, danza y baile, acrobacia, danza aérea, cine y efectos digitales, y reconocidos cantantes, para ofrecer un show que relate de modo ficcionado la vida de Gerardo Matos Rodríguez, el compositor uruguayo, autor del tango más famoso del mundo.

El show contará en clave onírica y con una estética de entreguerras episodios de la vida de Matos Rodríguez, remontándose a la música de los inmigrantes que llegaron al Puerto de Montevideo, la habanera, el candombe, los inicios del tango y los carnavales de antes. Y llegará a la legendaria creación de La Cumparsita, la enfermedad de su autor, y sus días de fiesta en Europa, entre muchos episodios.

Para eso, el mega montaje contará con dos niveles que dialogan entre ellos: uno audiovisual, a través de una película en cine mudo, en la que Roberto Suárez interpreta, libremente, a Matos Rodríguez. Y otro escénico donde sucederá una dinámica con más de 120 artistas en escena.

Pese a que se trata de un tributo al tango, habrá varios géneros musicales en juego, entre otros motivos por las cinco versiones de La Cumparsita que se suceden en el show, en cuyo montaje participan más de 200 técnicos. Desde Argentina su sumó la orquesta típica El Arranque, que será la base musical del espectáculo, que contará con la participación de la cuerda de tambores Cuareim 1080. Además, Bajofondo estrenará su versión del himno de los tangos.

“La Cumparsita es un tema que ha sobrevivido gracias a que la gente la ha tocado. Si los temas se vuelven inmortales es porque los músicos los siguen tocando y versionando. Siempre es bueno versionar: es una manera de darles vida, de agregar otros aires, de agregar visiones”, comentó a El País Juan Campodónico, de Bajofondo.

También aportarán lo suyo Rubén Rada, Hugo Fattoruso y el Cuarteto de Guitarras (Julio Cobelli, Nicolás Ibarburu, Guzmán Mendaro y Polly Rodríguez), junto a las voces de Malena Muyala, Tabaré Leyton, Maia Castro, Francis Andreu y Ricardo Olivera. En el campo coreográfico, habrá danza, tango aéreo, acróbatas y tango escenario, con la participación del Ballet Nacional Sodre como invitado especial.

Los bailarines María Noel Sciuto y Rodrigo Fleitas alternarán con la compañía argentina Tango aéreo, dirigida por Brenda Angiel, mientras que habrá tango escenario por cuenta de la sofisticada compañía de danza de la argentina Mora Godoy. La acrobacia estará a cargo del grupo Montaña Mística, un colectivo multidisciplinario enfocado en el montaje escénico y desplazamientos escénicos en eventos de gran escala.

A su vez, por los 85 metros cuadrados de pantallas led se verán, además de la película sobre Matos Rodríguez, imágenes de época tomadas de archivos. Entre los actores que se verán por pantalla están Florencia Salvetto, Matías Singer, Alfonso Tort, Pablo Musetti y Domingo Milesi. Todo eso es 80 minutos de espectáculo.

La producción es de Coral Cine bajo la dirección de Andrés Varela y la producción general de Sebastián Bednarik, y el espectáculo está coorganizado por la Intendencia de Montevideo, y fue declarado de Interés Nacional por Presidencia de la República.

Sobre si el Centenario no es un sitio incómodo para el espectador, por la falta de confort en sus asientos, Andrés Varela explicó a El País: “Cuando vas a ver Peñarol-Nacional, y estás dos horas ahí, estás encantado de la vida. Esto es igual. Si nosotros logramos que le gente se enganche en el código que proponemos, van a estar en el paraíso”.

“Podríamos haber planificado para hacer 10 funciones en el Solís, o en el Sodre, pero no es lo mismo: se trata de 18 mil personas compartiendo una experiencia”, remata Bednarik.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)