MÚSICA

La teatralidad de un recital de piano

Juan José Zeballos lanza Sólo Piazzolla, sólo piano.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El joven pianista persenta su disco en el escenario del Teatro Victoria. Foto: F. Flores

El pianista Juan José Zeballos tiene 34 años, y sin embargo está cumpliendo 20 de años de su primer recital en público. Y el aniversario lo encuentra con toda una carrera en su haber, cuya última estación es Sólo Piazzolla, sólo piano, disco que el próximo jueves 21 de julio presentará a las 20:00 en el Teatro Victoria (Río Negro 1479).

"El disco dura unos 50 minutos, así que probablemente en el Victoria se sume alguna composición más. La idea es mantener la esencia del disco", contó a El País el músico montevideano, que en el nuevo material discográfico incluyó melodías ineludibles del gran compositor argentino, como Verano porteño, Balada para un Loco y Chiquilín de Bachín.

Pero por otro lado están los homenajes que el mismo Piazzolla rindió a otros talentos, como Aníbal Troilo o Alfredo Gobbi, lo que potencia la variedad melódica del material. "Lo más difícil es llevar al piano lo que en su obra hacen varios instrumentos y una voz. Por un lado hacer que suene a Piazzolla, que esté esa atmósfera, ese universo tan único y particular. Y por otro, que el piano cante y diga esos textos que están imbricados en su música. Transmitir la misma fuerza que logra el bandoneón, desde el piano, instrumento de cuerdas y percusión", puntualiza el músico, subrayando la importancia de haber grabado este último trabajo con la discográfica mexicana Tempus Clásico.

"Del repertorio del disco probablemente lo más complejo sean las Baladas, fundamentalmente desde el punto de vista interpretativo. Son las obras que él hizo inspiradas en el amor, la locura y la muerte", analiza Zeballos, cuyos recitales suelen tener un alto componente escénico. De hecho, el pianista ha compartido el trabajo escénico con actores de la proyección de Dahd Sfeir y Roberto Fontana.

"Mi interés por el teatro me llevó a convocar a directores para aportar algo más al muchas veces frío recital de piano: un diseño de iluminación especial para cada repertorio, una ambientación escénica. Asistí a talleres de teatro, y yo mismo comencé a decir algunos textos entrelazados a las interpretaciones en un recital", afirma.

"Lo que me mueve a hacer estas cosas es el interés por la interpretación, poder ser un intérprete no exclusivamente a través del piano, sino ser un intérprete yo mismo que cuente con otros recursos. Y a su vez, el concepto de la interrelación de las artes. La música no puede aparecer despegada de las letras, la acción escénica, la plástica", sintetiza.

Zeballos asegura que de alguna manera, los discos son para un músico "como cartas de presentación". Pero a su vez, son modos de registrar momentos en la vida de un intérprete. "En este momento estoy tocando de esta forma. Yo tuve la oportunidad de grabar desde muy joven: primero hice dos discos de forma independiente en los que toqué Granados, Chopin, Schumann y Piazzolla. Después grabé otros cuatro, con Ediciones del Gallo de Montevideo, también con repertorio muy variado, desde Mozart hasta nuestros días. Y si los escucho ahora, en todos estoy diferente. En todos tomo tiempos diferentes. Fraseos diferentes. Cambia uno", remata el músico, que luego dará una gira por el Interior, con un ciclo denominado "Piano Expresso".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)